El PP ve innegociable el liderazgo único de Pablo Casado en España Suma

El Partido Popular no tira la toalla, pese al rechazo frontal de Ciudadanos a la plataforma España Suma. La nueva marca electoral está registrada, junto a todas las derivadas regionales, porque en Génova están convencidos de que la unión del centro-derecha será la única manera de llegar a La Moncloa y evitar que siga Sánchez. «Hemos sido previsores», avisan fuentes del PP. La propuesta lanzada por los populares parte de un hecho innegociable:«Cualquier alianza se hará bajo el único liderazgo de Pablo Casado, eso es indiscutible», señalan las fuentes consultadas. En ese sentido, creen que Ciudadanos no tiene la implantación territorial del PP para aspirar a liderar una plataforma nacional de esas características, y califican de «coyuntural» el buen resultado del partido de Rivera en las últimas generales. «Cuando tengan 25.000 concejales como nosotros, hablamos de quién es el líder», avisan.

El PP también ha dejado claro que cada partido mantendrá sus siglas, su proyecto y su programa. Es decir, conservará su identidad propia. Pero habría un solo candidato, que sería Casado.

Si finalmente se repiten las elecciones generales, en el PP asumen que será difícil poner en marcha ya la marca España Suma en todas las circunscripciones. La idea, a priori, sería intentar una estrategia conjunta de los partidos de centro-derecha solo en algunas provincias, donde los resultados del pasado 28 de abril demostraron que la unión habría optimizado de forma clara y rotunda el resultado. El PP intentaría ir junto a Ciudadanos en las circunscripciones donde se eligen entre 5 y 10 diputados, y en las más pequeñas buscaría la alianza con Vox, que no obtuvo representación en ellas en las últimas elecciones. Génova parte del ejemplo de Navarra Suma, que aglutinó a UPN, PP y Ciudadanos en la Comunidad Foral y ganó las elecciones generales y autonómicas.

En su última comparecencia pública, Casado trató de rebajar la presión sobre Ciudadanos para allanar el camino. En la cúpula del PP creen que esa alianza se producirá antes o después, porque todos acabarán asumiendo que solo con la unión del centro-derecha se puede superar a la izquierda.

El caso gallego

La iniciativa de España Suma ha sido bien recibida dentro del PP. El rechazo del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, a la derivada autonómica, Galicia Suma, se entiende perfectamente en Génova, por la escasa presencia de Ciudadanos y Vox en aquella Comunidad. Feijóo es el dirigente regional que tiene las elecciones autonómicas más cercanas, y el único que goza ahora mismo de mayoría absoluta, y la fragmentación del centro-derecha no existe como en otros lugares de España.

La vicesecretaria de Organización del PP, Ana Beltrán, calificó de «perfectamente compatible» la defensa de España Suma, una fórmula pensada para unas elecciones generales, con las circunstancias especiales de cada Comunidad, como Galicia.

En declaraciones a Onda Cero, Beltrán se mostró optimista ante la posición del partido de Rivera: «Ciudadanos es un partido serio con las mismas preocupaciones del PP y creo que aceptarán la coalición, aunque no tengo la seguridad». A su juicio, este partido «priorizará el interés de España». Y sobre la entrada de Vox, se mostró más cauta, para no disuadir demasiado a Ciudadanos:«Habría que analizar si entra Vox, aún es pronto y habría que sentarse, pero aquí estamos para sumar».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!