El PP prevé apoyar la ampliación de subvenciones a sindicatos minoritarios que propone Podemos

Podemos tendrá que ejercer un gran poder de convicción para que su enmienda a la ley de Acompañamiento sobre la redistribución de ayudas a los sindicatos salga adelante. Con la reforma de la ley de Participación Institucional, que regula las ayudas públicas que reciben estas organizaciones y la patronal, paralizada en las Cortes Valencianas, Podemos decidía la semana pasada presionar a sus socios del Pacto del Botánico.

En el texto que presentaron, la formación morada proponía que los sindicatos minoritarios también puedan tener acceso a las ayudas directas de la Generalitat (que van a parar a UGT y Comisiones Obreras). Éstas se repartirían, según explicaban, en función del número de delegados de personal, de representantes de trabajadores en los comités de empresa y de representantes en los órganos correspondientes de las administraciones públicas. Además, ampliaban el concepto de representatividad. En la práctica, podría dar cabida a sindicatos como Csif o Intersindical.

Tanto PSPV como Compromís se resisten a esta modificación de la norma. Los primeros, de hecho, mostraban recientemente sus serias dudas sobre que pudiera salir adelante esta legislatura. Pero la actitud cambia si se pregunta al PP. La portavoz adjunta del grupo parlamentario, Eva Ortiz, ha afirmado este martes que lo ven «con buenos ojos» puesto que fue precisamente su partido el que presentó la proposición de ley. «Nosotros seguramente la vamos a apoyar», ha comentado.

El PP pedirá otra vez retirar las ayudas

Con independencia de lo que ocurra con ese texto, Ortiz también ha confirmado que los populares volverán a presentar, al igual que el pasado año, la enmienda para los Presupuestos de 2019 en la que pedirán la retirada de las ayudas directas del Consell a sindicatos y patronal para repartirlos mediante concurrencia competitiva.

Ciudadanos, por su parte, todavía no parece tener totalmente decidida su postura. Desde el grupo señalan que, aunque puedan estar de acuerdo en el fondo de la enmienda de Podemos, ésta «ha generado malestar» puesto que han estado trabajando durante meses en la reforma de la ley de Participación Institucional en las Cortes.

Critican, en este sentido, que en su acuerdo con el Consell por los Presupuestos, Podemos no presionara para incluir la culminación de esa Proposición de Ley, ya que solo falta que se debata en comisión y se apruebe en pleno. «Se han presentado 69 enmiendas de todos los grupos y ahora Podemos quiere hacer caer en saco roto este trabajo», insisten. Aun así, se muestran abiertos a estudiarlo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!