El PP hace valer su mayoría en el Senado para limitar el déficit

El Senado tumbó ayer, tal y como estaba previsto, el aumento del techo de gasto pactado por el Gobierno y Unidos Podemos, y refrendado en el Congreso de los Diputados con los votos favorables de los independentistas catalanes y del PNV.

Tanto el PDECat como ERC aceptaron apoyar en la Cámara Baja el objetivo de déficit pautado por el Gobierno y la formación morada, que pasaba del 1,3 por ciento al 1,8, después de que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, accediese a la celebración de una «minicumbre» con la Generalitat de Cataluña en vísperas del Consejo de Ministros celebrado en Barcelona el pasado viernes día 21. No obstante, la mayoría absoluta del PP en el Senado garantizaba en cualquier caso el «no» de la Cámara Alta a esta nueva senda de déficit, tal y como queda establecido en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

El PSOE y Podemos trataron de modificar la legislación vigente para eliminar el actual veto del Senado y facilitar la aprobación de su propuesta de techo de gasto, pero la mayoría del PP y de Ciudadanos en la Mesa del Congreso rechazó que esta iniciativa se tramitase directamente y en lectura única, como pretendían los diputados socialistas y «morados».

El Pleno del Senado, que debatía exclusivamente este punto en el orden del día, estuvo marcado por el conocimiento de todos y cada uno de los grupos parlamentarios del resultado de la votación. De hecho, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, rehusó hacer uso de su turno de réplica a los portavoces y se limitó a cargar en su intervención inicial contra el PP y Cs, partidos a los que acusa de constituir un «rodillo de bloqueo» contra la acción del Gobierno de Pedro Sánchez.

Ignacio Cosidó: «Hay una gran mayoría de españoles indignados con el proceder de Sánchez con el independentismo»

La ministra advirtió de que «volver» a la senda de déficit fijada por el Gobierno del PP para el año 2019, del 1,3 por ciento, supone un ajuste de 18.000 millones de euros de cara a los próximos Presupuestos Generales del Estado, para los cuales el Ejecutivo y Unidos Podemos tratan de recabar el voto afirmativo de los soberanistas.

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, vinculó el rechazo de los populares a la senda de estabilidad presentada por el Gobierno, precisamente, al «pacto oculto» que cree que el Ejecutivo está trazando en la sombra con el jefe del Govern, Quim Torra. «Hay una gran mayoría de españoles que se sienten indignados con el proceder de Sánchez negociando con el independentismo y ocultando a los españoles esos acuerdos», avisó.

La senda de déficit se rechazó con 150 votos en contra (PP, Cs, UPN, Bildu, CC y Foro Asturias), 97 a favor y la abstención de Agrupación Herreña Independiente.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!