El PP ha dejado una deuda de 30 millones en Ocaña, denuncia el PSOE

El PSOE ha denunciado la deuda de más de 30 millones de euros que ha dejado en el Ayuntamiento de Ocaña el anterior equipo de Gobierno del PP, encabezado por Remedios Gordo, alcaldesa del municipio entre 2011 y 2019.

El alcalde, Eduardo Jiménez, que ha comparecido en rueda de prensa este jueves acompañado del portavoz socialista en el Ayuntamiento, Juan José Rodríguez, y del secretario provincial de Organización del PSOE, Félix Ortega, ha dicho que la situación es «crítica» y tendrán que tomarse decisiones complicadas.

Según Jiménez, la gestión de los anteriores gobiernos del Partido Popular es fruto de la «nefasta, negligente e irresponsable» gestión de Remedios Gordo, y ha añadido que la deuda supone «el 333 por ciento del presupuesto de ingresos del Ayuntamiento», que ronda los nueve millones de euros al año.

«Ya sabíamos, estando en la oposición, que la situación era muy mala pero ahora hemos descubierto que la realidad es peor de lo que creíamos«, ha subrayado. «Esta situación catastrófica condiciona la acción de cualquier gobierno», ha lamentado el alcalde.

Por su parte, el portavos del PSOE en el Ayuntamiento de Ocaña ha detalado algunos de los datos «que el PP ha ocultado sin pudor». Rodríguez ha indicado que 11.318.000 euros corresponden a deuda bancaria, mientras que la deuda comercial alcanza más de 19 millones. «Desde 2013 no se abona ninguna factura» a la empresa de residuos urbanos y limpieza viaria, lo que supone una deuda de más de ocho millones de euros, que se encuentra en proceso contencioso-administrativo. Tampoco se ha pagado a la compañía eléctrica la luz del alumbrado público y los edificios municipales, y son más 1.200 facturas impagadas.

Igualmente, el ayuntamiento adeuda más de 800.000 euros a la Mancomunidad del Río Algodor al no pagar el canon por el servicio de abastecimiento de agua, «y hay más de 6,3 millones de euros que han abonado gastos que no habían sido presupuestado», ha explicado Juan José Rodríguez. Para liquidar esta deuda, ha concluido, sería necesario que cada vecino de Ocaña pagara 2.300 euros.

Los socialistas han decidido dar a conocer esta situación a los ciudadanos de Ocaña, pues además la anterior corpoación no rindió las cuentas generales de los años 2016, 2017 y 2018, a pasar de los requerimientos del Tribunal de Cuentas. Hasta ahora el equipo de Gobieerno de Ocaña está analizando la deuda y ya se ha aprobado en pleno pedir al Gobierno de Castilla-La Mancha que inste al Tribunal de Cuentas a que fiscalice la contabilidad del ayuntamiento. Después la Junta de Gobierno Local dará el visto bueno para realizaar una auditoría externa y conocer realmente la deuda.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!