El PNV reconoce que las elecciones son «una hipótesis creíble» pero insiste en que «no son la solución»

Aunque todavía trabaja bajo la hipótesis de que Pedro Sánchez agotará su legislatura, el PNV reconoce ya la posibilidad de que las elecciones generales se celebren a «medio o corto plazo». A juicio del responsable de Política Institucional del PNV, Koldo Mediavilla, esa es la sensación que se extrae de la «montaña rusa» en la que se encuentra inmerso el Estado, aquejado de una «crisis» de calado «institucional, democrático e incluso de convivencia política». Sin embargo, el dirigente nacionalista ha vuelto a posicionarse en contra de la celebración de unos comicios que «no son la solución» al problema.

En una rueda de prensa celebrada este martes en la sede del PNV de Bilbao, Mediavilla ha reconocido que la rotura de la «voluntad de acuerdo» entre los partidos comienza a evidenciarse, de forma que el escenario de elecciones generales es ya una «hipótesis creíble». El dirigente nacionalista ha apuntado a las declaraciones que realizó ayer el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que abrió la puerta a un adelanto electoral que haga coincidir los comicios estatales con los municipales, los provinciales y los europeos.

«Sería una muy mala decisión», ha puntualizado Mediavilla, que se ha posicionado «totalmente en contra» de que las elecciones estatales coincidan con las forales, las municipales y las europeas. En todo caso, ha hecho hincapié en que este ámbito es «prerrogativa» del presidente del Gobierno, que por el momento no se ha puesto en contacto con el PNV en clave electoral.

No esconde el PNV su deseo de que Pedro Sánchez agote su legislatura. La formación nacionalista quiere aprovechar su buena relación con el Ejecutivo socialista para materializar algunos puntos de su programa político, entre ellos el traspaso de una larga lista de competencias que según la formación nacionalista están contempladas en el Estatuto de Guernica. El propio Mediavilla afirmó esta mañana que cualquier alternativa a Sánchez «puede ser de gran peligrosidad» para los intereses del País Vasco.

«Judicialización de la política»

Por otro lado, Mediavilla se ha referido a la renuncia del juez Manuel Marchena a ser el futuro presidente del Tribunal Supremo. Una decisión que pudo desencadenar el mensaje filtrado del portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, quien presumió de su capacidad de tomar el «control» de la Sala Segunda «desde detrás». A juicio del nacionalista, que ha reclamado el cese del mandatario popular, se trata de una «gota más en la crisis institucional que vive el Estado español», la cual ha terminado por «afectar profundamente al ámbito de la Justicia».

Al respecto, ha denunciado que la Justicia está «al servicio de unos determinados intereses políticos espurios», como se desprende por ejemplo de las decisiones del Tribunal Supremo en relación a las hipotecas. «Tan malo como eso es la judicialización de la política con elementos enquistados como en el caso catalán», ha añadido Mediavilla, quien afirma que la «crisis» se ha acrecentado por otras «crisis de calado institucional, democrático e incluso de convivencia política».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!