El PNV cede y retirará el decreto fiscal que beneficiaba a los jugadores del Athletic

La Diputación Foral de Vizcaya retirará finalmente el polémico decreto destinado a rebajar la carga fiscal de las llamadas «rentas irregulares». Una medida impulsada por el PNV que había abierto una peligrosa brecha con sus socios del PSE, que llegaron a acusar al diputado general, Unai Rementeria, de pecar de «falta de honestidad». Comitivas de ambas formaciones sofocaron esta mañana el incendio en una reunión en la que, a cambio, acordaron una nueva norma que otorgue una régimen específico para compañías emergentes, emprendedores, gestores e inversiones al objeto de «captar talento».

Este nuevo pacto permite al PNV mantener la esencia de su propuesta sin resquebrajar su relación con el PSE, con el que en las últimas horas se habían producido tensiones a escala autonómica. Su malestar se debía a la decisión de Rementeria de mantener el decreto sobre reformas en el IRPF aprobado el pasado agosto, destinado a reducir la fiscalidad de las rentas irregulares. Es decir, aquellas que se cobran en un ejercicio pero que se gestan en periodos más largos. Con la propuesta de los nacionalistas se eliminaba el límite máximo de 300.000 euros que quedaban exentos de tributación, lo que beneficiaba a una minoría reducida a los jugadores del Athletic Club.

A cambio de retirar el decreto, PNV y PSE han acordado llevar a lasJuntas Generales una nueva norma foral que dotará de un régimen fiscal específico a «startups», emprendedores, gestores e inversores. El objetivo, según informaron desde la formación nacionalista, es el de «captar talento sin que tenga efecto sobre otros colectivos».

Satisfacción en el PSE

Este último acercamiento ha calmado los ánimos en las filas del partido socialista, cuyos dirigentes se sienten «satisfechos» por haber logrado «un acuerdo que implica la retirada» de un decreto que no compartían «ni en el fondo ni en la forma». De esta manera se expresó el portavoz del PSE en las Juntas de Vizcaya, Ekain Rico, quien reivindicó la tramitación «con luz y taquígrafos» de la futura ley en la Cámara foral. «Ahora hay claridad y seguridad jurídica», reiteró.

Desde el PNV, el juntero Jon Andoni Atutxa celebró que se haya encontrado una «solución satisfactoria» al conflicto sin que se pierda la esencia del decreto aprobado en agosto.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!