El plan económico populista hunde la Bolsa de Milán y dispara la prima de riesgo

El Gobierno populista italiano asusta a los mercados con su presupuesto expansivo que aumenta gravemente el d√©ficit hasta el 2,4 por 100, incrementando as√≠ su estratosf√©rica deuda p√ļblica. La Bolsa de Mil√°n cerr√≥ ayer jueves con una bajada del 4%, con ca√≠das en picado de los bancos (superiores al 7%), mientras la prima de riesgo ascend√≠a a los 267 puntos (la espa√Īola cerr√≥ en 102 puntos). Frente a estos datos que reflejan la huida de capitales de Italia, por su incertidumbre pol√≠tica y econ√≥mica, los l√≠deres populistas exultaban pocas horas antes al aprobar en Consejo de Ministros unos presupuestos del Estado que suponen un abierto desaf√≠o a las reglas de la Uni√≥n Europea. La demagogia de los populistas se resumen en una frase: ¬ęItalia ha eliminado la pobreza¬Ľ, dec√≠a el l√≠der pol√≠tico del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio (32 a√Īos), vicepresidente del Gobierno, adem√°s de ministro del Trabajo y del Desarrollo Econ√≥mico.

Antes de la actual crisis, el ministro de Econom√≠a, Giovanni Tria, hab√≠a renegociado con la UE el d√©ficit acordado por el anterior Gobierno de Paolo Gentiloni del 0,8% para poder elevarlo hasta el 1,6. Con reticencias, Bruselas hab√≠a aceptado ese porcentaje, pero ahora el d√©ficit se ha elevado tres veces el presupuesto prometido por el Gobierno Gentiloni. Esa diferencia supondr√° unos 33.000 millones de euros de gasto p√ļblico, sin que haya ninguna cobertura para financiarlos.

En primer lugar, ese incremento en gasto p√ļblico ir√° a pagar la renta de ciudadan√≠a, una especie de subsidio de desempleo de 780 euros para los parados. Se podr√°n beneficiar seis millones y medio de personas, con un coste inicial de 10.000 millones de euros. La renta de ciudadan√≠a fue la bandera electoral del Movimiento 5 Estrellas. ¬ęCuando se quiere, el dinero se encuentra¬Ľ, manifest√≥ euf√≥rico el l√≠der del M5E, Di Maio.

Si el l√≠der del Movimiento 5 Estrellas daba satisfacci√≥n a sus electores del sur, otro tanto hac√≠a con los suyos del norte, el l√≠der de la Liga, Matteo Salvini, vicepresidente y ministro del Interior. Su bandera electoral fue una bajada de impuestos y la reforma de las pensiones. Salvini consigue que se reduzcan los impuestos, en particular a las peque√Īas empresas, que pagar√°n el 15%. Habr√° adem√°s una condonaci√≥n fiscal, llamada ¬ępaz fiscal¬Ľ, para quien tenga deudas con la Hacienda p√ļblica.

Un cap√≠tulo importante ser√° la reforma de las pensiones, rebajando la edad de jubilaci√≥n, con un alto coste para el Estado. La f√≥rmula m√°gica ser√° la llamada ¬ęcuota 100¬Ľ, que contempla la jubilaci√≥n de los italianos la suma de los a√Īos de edad y de contribuci√≥n alcance 100. Por ejemplo, quien tenga 60 a√Īos y 40 a√Īos de contribuci√≥n, puede jubilarse porque alcanza la ¬ęcuota 100¬Ľ. Matteo Salvini ha asegurado que 500.000 personas se jubilar√°n anticipadamente, una medida que el l√≠der de la Liga ¬ęvende¬Ľ subrayando que esos puestos ser√°n ocupados por j√≥venes, una afirmaci√≥n m√°s que discutible.

¬ęCancelaci√≥n de la pobreza¬Ľ

El grave problema de estos presupuestos expansivos es que se incrementar√° la monstruosa deuda p√ļblica italiana de dos billones trescientos mil millones de euros, lo que representa el 132,5% del Producto Interior Bruto.

De fondo, los presupuestos del Gobierno populista italiano se olvidan por completo de aspectos que el pa√≠s necesita resolver desde hace a√Īos: la mejora de los servicios p√ļblicos, infraestructuras, la escuela, la situaci√≥n a√ļn delicada de alg√ļn sector bancario o la reforma de la burocracia para atraer inversiones. Ni una palabra en los presupuestos sobre estos puntos.

A la ret√≥rica del l√≠der del M5E, Luigi Di Maio, subrayando que para Italia ha sido un ¬ęd√≠a hist√≥rico, porque se ha cancelado la pobreza¬Ľ, le ha respondido el comisario de Asuntos Econ√≥micos de la UE, destacando que el aumento de la deuda supone empobrecer a Italia: ¬ęSi los italianos contin√ļan endeud√°ndose, aumentar√° su tipo de inter√©s de los pr√©stamos; cada euro destinado a aumentar la deuda, supone un euro menos para carreteras, para escuelas y para la justicia social¬Ľ.

Est√° claro que los partidos populistas han aprobado un presupuesto expansivo pensando en las pr√≥ximas elecciones europeas de mayo 2019, que esperan ganar con gran margen. La oposici√≥n ha puesto el grito en el cielo por considerar que el resultado de estos presupuestos supondr√° un empobrecimiento del pa√≠s al aumentar significativamente su deuda. ¬ęSe cargan m√°s de 100.000 millones de euros de d√©ficit -en tres a√Īos- sobre la espaldas de los j√≥venes¬Ľ, grita el secretario del Partido Democr√°tico (PD), Maurizio Martina.

En octubre, se prev√© que Moody‚Äôs rebaje uno o dos escalones la calificaci√≥n de la deuda italiana, dejando sus t√≠tulos de Estado al borde de los bonos basura. Ser√≠a una p√©sima se√Īal de gran costo para el pa√≠s, porque Italia necesita que los inversores compren cada a√Īo casi 400.000 millones de euros en t√≠tulos de Estado, una operaci√≥n dif√≠cil y de mayor coste cuando no hay confianza en la econom√≠a de un pa√≠s.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!