El PDECat marca distancia con ERC y carga contra la política basada en ultrajes personales

Los modales exhibidos por el portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, empiezan a ser cuestionados no solo por los partidos nacionales sino también desde el ámbito catalán. El portavoz del PDECat, Carles Campuzano, ha criticado esta mañana el ejercicio de la política «basada en las descalificaciones y los insultos personales».

Campuzano, cuyo grupo nunca ha utilizado el recurso del ultraje para acaparar más minutosen los medios de comunicación, ha reclamado a la llegada al Pleno que ERC pero también a PP y Ciudadanos deben hacer un mayor esfuerzo por respetar «las razones y los sentimientos» de los partidos contrarios para que se rebaje la tensión en el Pleno y no se vuelvan a producir en el futuro episodios como los vistos ayer. Según el político catalán, se pueden defender los argumentos y sentimientos «con contundencia» sin faltar al respeto.

No obstante, Campuzano sí se alineó con la versión del diputado de ERC, Jordi Salvador, frente a la acusación lanzada por el titular de Exteriores, Josep Borrell, de que le había lanzado un salivazo, e instó al ministro socialista a pedir perdón al parlamentario republicano. Además, cargó las tintas contra Ciudadanos por desplegar una actitud que, a su juicio, «no ayuda a buscar una solución política» en Cataluña.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!