El Parlamento Europeo pide que Bruselas financie la modernización del tren de Teruel

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha anunciado este jueves en las Cortes que la Comisión de Transportes del Parlamento Europeo ha aprobado la enmienda que apoya la inclusión del ramal Zaragoza-Teruel-Sagunto en el corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo.

Al final de su primera intervención en el pleno de las Cortes para explicar la situación generada por el anuncio de Endesa de cerrar la central térmica de Andorra, Lambán ha mostrado su satisfacción por el resultado de la votación, y el anuncio ha sido recibido con aplausos por algunos de los diputados.

La inclusión del ramal en el corredor se ha votado como enmienda en el Parlamento Europeo -aunque la Comisión Europea tiene la última palabra-, con la finalidad de que sea financiado por el nuevo Reglamento Mecanismo Conectar Europa (Connecting Europe Facility) que establece la financiación del sector del transporte UE 2021-2027.

Lambán y su homólogo valenciano, Ximo Puig, se dieron cita a principios de semana en Bruselas para presionar conjuntamente ante las autoridades comunitarias con el fin de que la vetusta línea férrea que conecta Zaragoza con Teruel y Valencia sea convertida en un trazado de altas prestaciones. La visita oficial la realizaron precisamente ante la votación, en el Parlamento Europeo, de esa enmienda en apoyo a esta línea férrea.

La aspiración compartida por ambas regiones viene de lejos, tras quince años de promesas incumplidas por el Gobierno español. Fue en 2004 cuando el entonces recién estrenado gobierno de Rodríguez Zapatero anunció que ese «tren tortuga» lleno de deficiencias que eternizan los trayectos iba a ser sustituido por un moderno corredor ferroviario, con condiciones compatibles con la Alta Velocidad, que iba a discurrir desde el Cantábrico hasta el Mediterráneo, a través de Pamplona, Logroño, Zaragoza y Teruel.

Convertir el «tren tortuga» Zaragoza-Teruel-Valencia en un eje ferroviario de doble vía, con condiciones de Alta Velocidad y preparado para el tráfico mixto de pasajeros y de mercancías costaría unos 4.000 millones de euros. A falta de un compromiso presupuestario del Gobierno central, estas dos regiones quieren que cuente con una decisiva cofinanciación europea. Y esa oportunidad la buscan ahora, cuando la UE está decidiendo entre qué proyectos de todo el continente para a repartir los 19.330 millones de euros que ha habilitado para obras de la Red Básica de Transportes.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!