El «parking trampa» de la Calle Mayor, un coladero de multas en Madrid Central

Usted decide entrar en Madrid Central y aparcar en uno de los estacionamientos que le eximen de ser sancionado, el ubicado en la calle Mayor. Mire bien el tique que le expende la máquina. Si aparecen almohadillas y un signo de interrogación u otra nomenclatura que no corresponda con su matrícula, tiene muchas probabilidades de que en un plazo de dos meses reciba una sanción de 90 euros en su domicilio por «no respetar las señales en una vía de circulación restringida o reservada».

El sistema de lectura de matrículas de este aparcamiento falla y, como consecuencia, algunos de sus clientes son multados. Lo reconocen sus trabajadores, pertenecientes a la Empresa Municipal deTransportes de Madrid (EMT). «Tenemos un montón de reclamaciones. Dan muchos problemas. Va por rachas», afirma uno de ellos en el turno de mañana. Recomiendan que el usuario saque un recibo y lo guarde a buen recaudo durante meses. «Es la única forma de anular la multa», explica otro por la tarde.

Si el conductor se da cuenta del error antes de hacer el pago, puede solicitar en caja que le introduzcan la matrícula en el sistema. En cualquier caso, supone una complicación para el afectado, que no cuenta con una multa-trampa en este recinto de servicio público.

Sobre estas líneas, recuadrado con rojo, la señal de una tarjeta del parking de Plaza Mayor que no ha registrado la matrícula del usuario
Sobre estas líneas, recuadrado con rojo, la señal de una tarjeta del parking de Plaza Mayor que no ha registrado la matrícula del usuario – ABC

Una veintena de multas

El Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena se hizo con este aparcamiento el pasado 13 de mayo, pero esta problemática se arrastra desde que Empark lo gestionaba anteriormente. Desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad que representa Inés Sabanés informan de que no tienen constancia de que se haya multado a ningún cliente.

La única referencia en este sentido con la que puede contar este diario es la que ofrece la plataforma de Automovilistas Europeos Asociados que, en lo que va de año, han tenido que recurrir una veintena de multas por la ilegibilidad de las matrículas de este parking. «Todas se han anulado», señala el presidente de esta asociación, Mario Arnaldo.

El aparcamiento de Mayor, antes de Madrid Central, se encontraba ubicado en el Área de Prioridad Residencial de Ópera, que se puso en marcha en julio de 2015, pero debido a la oleada de multas indiscriminadas tuvo que retrasarse hasta marzo de 2016.

«EMT asumió la gestión del aparcamiento en las mismas condiciones que el concesionario lo dejó, manteniéndose la operativa de remisión de matrículas al sistema de control de APR de Ópera», destacan desde Medio Ambiente.

Cambio del sistema

El Ayuntamiento informa de que parte de «la política de mejora continua» que EMT pone en marcha en sus aparcamientos y «dentro de su política de gestión de los mismos», en enero de 2019 se van a renovar por completo los dispositivos de control de acceso al parking de Plaza mayor. Incluirá barreras, sistema de control, cámaras y cajeros automáticos. «En los aparcamientos de Pedro Zerolo, Villa de París y Benavente, aprovechando la entrada en vigor de Madrid Central, se ha duplicado el sistema de lectura de matrícula para asegurar que ésta se produce de manera rápida y correcta.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!