El papel de la pornografía para atacar a las mujeres

La profesora de la Universidad de Burgos, Mar√≠a Isabel Men√©ndez, explic√≥ este martes que hay una relaci√≥n entre la pornograf√≠a y la prostituci√≥n y c√≥mo la primera se refleja en las industrias culturales. En su opini√≥n, ¬ęla pornograf√≠a es una especie escuela de, por una parte, de la sexualidad de los varones y, por otra, de legitimar la prostituci√≥n¬Ľ.

Men√©ndez lanz√≥ esta reflexi√≥n en unas jornadas del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres (IUEM) de la Universidad de La Laguna llamadas ¬ęHuellas de exterminio patriarcal. La Prostituci√≥n como instrumento normalizador de la violencia¬Ľ. El encuentro fue inaugurado por el vicerrector de Investigaci√≥n, Francisco Almeida; la directora del instituto organizador, Inmaculada Perdomo; y la directora de las jornadas la profesora del Departamento de Sociolog√≠a y Antropolog√≠a, Esther Torrado.

Men√©ndez ha alertado de la ¬ęomnipresencia de la pornograf√≠a, muy accesible a trav√©s de Internet¬Ľ, y que ni√Īos y ni√Īas consultan cada vez a edades m√°s tempranas. ¬ęY sus consecuencias son peores si no se cuenta con una adecuada educaci√≥n afectivo-sexual ni en la escuela ni, probablemente, en las familias, de tal modo que el √ļnico discurso que reciben los chicos que llegan a la adolescencia es el de la pornograf√≠a, que est√° recorrido por la violencia¬Ľ, afirm√≥.

Cultura

A√Īadi√≥ que existe una ¬ępornificaci√≥n de la cultura popular¬Ľ, donde ¬ęlos c√≥digos de la pornograf√≠a se convierten en modelos de referencia y se ha legitimado ese tipo de representaci√≥n, de manera que muchas personas no se cuestionan la hipersexualizaci√≥n que se aprecia y la violencia que esconde¬Ľ.

A su juicio, no cree posible que exista una pornograf√≠a feminista ¬ędesde el momento que la pornograf√≠a es un instrumento del patriarcado y, por mucho que se cambien determinados c√≥digos, sigue existiendo la misma estructura detr√°s¬Ľ.

Apunt√≥ que que se acusa de manera interesada a las feministas de ser ¬ęmojigatas¬Ľ y de carecer de inter√©s por la sensualidad y la sexualidad para defenestrar el discurso feminista. Por eso recalca que ¬ęsi las mujeres tienen libertad sexual, es gracias a las feministas, que defienden esa libertad pero no su comercializaci√≥n ni la violencia que √©sta implica‚ÄĚ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!