El palacio que impulsó la urbanización del los laterales de la Castellana

MADRID Guardar

El Marqu√©s de Salamanca fue el encargado de poner de moda el lateral del Paseo de la Castellana como lugar de residencia de las grandes fortunas de mediados del siglo XIX. Su palacio, hoy pr√≥ximo a la Plaza de Cibeles, anim√≥ a otros nobles, empresarios y banqueros a trasladarse a esta zona de la capital que por entonces eran las afueras. Actual sede de la Fundaci√≥n BBVA, el palacio del Marqu√©s de Salamanca permite acompa√Īar la azarosa vida de este peculiar personaje. Un edificio que sigui√≥ el modelo de las villas renacentistas italianas y que se puso de moda en Madrid para todos aquellos que quer√≠an mostrar su poder econ√≥mico, como fue el caso de este hombre de negocios.

¬ęEn estos terrenos estaban las huertas del Conde de O√Īate. Era la zona perif√©rica de la cerca de Felipe IV donde hab√≠an muchas huertas. El Marqu√©s de Salamanca ser√° uno de los primeros en venir y con √©l comienza la urbanizaci√≥n de los laterales del paseo. Muchos banqueros y socios hacen lo propio¬Ľ, explica a ABC la historiadora Elena Rosado. Aunque hubo excepciones. Uno de sus socios, el Marqu√©s de Gaviria, opt√≥ por quedarse pr√≥ximo del Palacio Real, en la calle Arenal. En el caso de nuestro protagonista, contrat√≥ a uno de los arquitectos m√°s reputados de la √©poca, Narciso Pascual y Colomer, responsable tambi√©n del edificio del Congreso de los Diputados. Era el arquitecto de la reina Isabel II y con √©l se aseguraba reconocimiento de su riqueza y posici√≥n.

La escalera conecta la planta baja con la planta noble – BEL√ČN RODRIGO

La construcci√≥n de este palacio fue bastante complicada, tal y cual como la vida de Jos√© de Salamanca y Mayol quien hizo fortuna de la nada gracias a su car√°cter y facilidad de hacer contactos lo cual le permiti√≥ escalar y llegar a una importante posici√≥n. ¬ęSe cas√≥ en M√°laga con Petronila Livermole y a trav√©s de su suegro y de sus cu√Īados entra en el c√≠rculo de poder. Al casarse se marchan a Madrid y all√≠ no tardar√≠a en entrar en el c√≠rculo de la reina Mar√≠a Cristina y su marido¬Ľ, cuenta la historiadora. Fue en 1841 cuando logr√≥ el monopolio del negocio de la sal y comienza a dedicarse a los ferrocarriles, uno de los pilares de su negocio. ¬ęConstruy√≥ ferrocarriles dentro y fuera de Espa√Īa, en pa√≠ses como Portugal, Italia y EE.UU.¬Ľ, matiza Elena Rosado. En 1850 entr√≥ en el sector inmobiliario y conociendo los planes del futuro ensanche de Madrid, el Plan Castro de 1860, compr√≥ terrenos. ¬ęInvirti√≥ 60 millones de reales con la idea de construir 350 edificios pero se llev√≥ a cabo la primera fase, el hoy llamado barrio de Salamanca. En 1863 se inicia la crisis econ√≥mica en Espa√Īa que poco despu√©s afecta a los ferrocarriles y al sector inmobiliario, los dos pilares de la fortuna del Marqu√©s de Salamanca¬Ľ, indica la historiadora.

Obras intercaladas

Antes de llegar a su dif√≠cil situaci√≥n econ√≥mica tuvo a√Īos muy buenos y una de sus operaciones fue comprar los terrenos para su palacio en 1845 y comenz√≥ las obras en 1846. Pero en 1848 se paralizaron porque se march√≥ exiliado a Francia despu√©s de ser acusado de corrupci√≥n como ministro de Hacienda. Regresa un a√Īo despu√©s y logra paralizar la subasta del palacio y seguir con las obras aunque volver√≠an a sufrir altercados. En 1854 se detienen de nuevo por la revoluci√≥n que tuvo lugar. Una segunda vez retomadas las obras se logr√≥ finalmente inaugurar el palacio en 1858 con una gran fiesta. All√≠ se instal√≥ con su mujer y dos hijos, aunque no tardar√≠a en quedarse viudo.

El salón de baile conserva un precioso suelo de madera
El sal√≥n de baile conserva un precioso suelo de madera – BEL√ČN RODRIGO

Inspirado en un villa italiana, Narciso Pascual y Palomer sigue esta estructura tanto para el exterior como para la organizaci√≥n de a planta y toda la decoraci√≥n. Frente al palacio, donde ahora hay un peque√Īo jard√≠n que impide ver bien el edificio desde fuera, estaba simplemente una pradera que s√≠ posibilitan ese contacto visual. Y el jard√≠n estaba en la parte posterior donde se instal√≥ un admirado invernadero. ¬ęEn uno de sus viajes a Francia vio un invernadero y decidi√≥ traer uno de una casa inglesa que lleg√≥ desmontado. Dicen que era incre√≠ble y cuando el Banco Hipotecario es propietaria del palacio llega a un acuerdo con el Ayuntamiento para llevar el invernadero a la zona de la Rosaleda, junto con dos fuentes que se mantienen actualmente. Tras la guerra se desmont√≥ el invernadero y se perdi√≥ el rastro¬Ľ, cuenta Elena Rosado.

Los referidos problemas econ√≥micos obligaron al Marqu√©s de Salamanca a ir deshaci√©ndose de sus posesiones y en 1876 vende este palacio al Banco Hipotecario. Antes se hab√≠a ido deshaciendo de muchas de sus obras de arte. En este palacio, concretamente, estaban las pinturas. Fue su vivienda, no trabaj√≥ en √©l, y la primera planta fue la parte noble del palacio donde adem√°s de los dormitorios estaba el sal√≥n de baile. ¬ęCon motivo de su santo organiz√≥ una cena para cien personas. A las mujeres les regal√≥ una bombonera con piedras semipreciosas y a los hombres un tarjetero con sus iniciales grabadas¬Ľ, comenta como curiosidad la historiadora. Precisamente la sala de baile es una de las que m√°s llama la atenci√≥n a los visitantes por la belleza de su suelo de madera, ahora restaurado.

El techo de la escalera se decoró con pinturas neo pomepeyanas y escelnas mitológicas
El techo de la escalera se decor√≥ con pinturas neo pomepeyanas y escelnas mitol√≥gicas – BEL√ČN RODRIGO

Las pinturas que adornan los techos son neo pompeyanas alternadas con escenarios mitológicos con temática amorosa. No están firmadas y en algunos casos no hay muchos estudios sobre su posible autoría. Para decorar el palacio se usó mucho el estuco y la escayola imitando al mármol. Con el banco el palacio sufrió algunas alteraciones. Por ejemplo, el patio central se convirtió en patio de operaciones. Junto al palacio había a los lados dos pabellones independientes que se conectaron con corredores y ganaron en altura para poder instalar todas los despachos necesarios en su nuevo uso. La fachada también cambió en lo que se refiere a las rejas y las puertas giratorias que se instalaron posteriormente.

El Banco Hipotecario desapareci√≥ en 1991 quedando integrado en la corporaci√≥n Argentaria y con las fusiones posteriores surgir√≠a el BBVA cuya fundaci√≥n ocupa hoy este palacio. En √©l se celebran conciertos y conferencias de √≠ndole cient√≠fica y cultural. En el patio de columnas, por ejemplo, alrededor del cual se vertebra todo el edificio, se organizan los conocidos Premios Fronteras del Conocimiento. En todo el palacio se encuentran cuadros de la colecci√≥n privada de la entidad financiera, entre ellos dos Goya. Todas las actividades son gratuitas y abiertas al p√ļblico aunque las visitas al edificio se realizan √ļnicamente a trav√©s del programa Bienvenidos a Palacio.

Los pabellones laterales se unieron con corredores al palacio
Los pabellones laterales se unieron con corredores al palacio – BEL√ČN RODRIGO

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!