El padre de Marine Le Pen desvela las infidelidades de alcoba de su exmujer

Jean-Marie Le Pen (91 a√Īos) hace un retrato muy cruel de su primera esposa, Pierrette Lalanne (84 a√Īos), y sus herederas pol√≠ticas, su hija Marine (51 a√Īos) y su sobrina Marion Mar√©chal (30 a√Īos, a finales de diciembre), ¬ęculpables¬Ľ, en el segundo volumen de sus memorias, de traicionarlo con alevos√≠a y perfidia en el lecho conyugal y la escena p√ļblica.

¬ęTribuno de un pueblo¬Ľ, es el segundo volumen de las memorias del l√≠der hist√≥rico de la extrema derecha francesa, donde habla de medio siglo de pol√≠tica nacional, consagrando p√°ginas muy personales a Fran√ßois Mitterrand, Jacques Chirac y todos los grandes l√≠deres pol√≠ticos nacionales, ajusticiados al arma blanca verbal, no sin cierto humor truculento.

Sin embargo, el ¬ęmorbo¬Ľ m√°s inmediato de las memorias lepenistas son las p√°ginas consagradas a su primera esposa, su hija y su nieta m√°s querida. Las tres son tratadas con una iron√≠a implacable y devastadora.

Le Pen habla por vez primera con di√°fana claridad de su primera esposa Pierrette Lalanne: mientras √©l hac√≠a pol√≠tica en Estrasburgo y toda la geograf√≠a pol√≠tica nacional, ella se met√≠a en su cama de matrimonio con un periodista, Jean Marcilly, que deb√≠a escribir una biograf√≠a apolog√©tica del ¬ętribuno del pueblo¬Ľ.

Pierrette Lalanne ya hab√≠a abandonado a su primer marido para convertirse en ¬ęcompa√Īera¬Ľ oficial de Le Pen, antes de contraer matrimonio con aparente precipitaci√≥n. De ese matrimonio nacieron tres hijas: Marie-Caroline, Yann y Marion Anne Perrine, que termin√≥ prefiriendo el m√°s coloquial Marine. Pierrette termin√≥ ¬ęsola¬Ľ y no tard√≥ en sentirse ¬ęcomprendida¬Ľ por el aprendiz de bi√≥grafo de su esposo. En buen d√≠a, Le Pen regres√≥ a casa a las tantas de la noche, cansado, tras una larga jornada de trabajo pol√≠tico, en Estrasburgo, y descubri√≥ que su santa esposa se hab√≠a marchado, llev√°ndose varias maletas de ropa y cosas personales, sin dejar una explicaci√≥n, que el esposo recibi√≥ de una sirvienta: ¬ęLa se√Īora se ha marchado con el se√Īor bi√≥grafo¬Ľ.

Cuenta Le Pen que mont√≥ en c√≥lera, ¬ęsobre todo por el espect√°culo y educaci√≥n que recib√≠an sus hijas¬Ľ, adolescentes. Cuando la esposa pr√≥fuga comunic√≥ la noticia de su huida, oficialmente, la crisis se agrav√≥: Le Pen se sinti√≥ humillado, ante la opini√≥n p√ļblica. El ¬ętribuno del pueblo¬Ľ ¬°abandonado por una esposa ad√ļltera..! Sigui√≥ una guerra sin cuartel, que Le Pen resume en t√©rminos de vodevil √°cido. Cuando la esposa pr√≥fuga le pidi√≥ una pensi√≥n vitalicia, le Pen le contest√≥ que pod√≠a buscar trabajo como camarera o se√Īora de la limpieza. Dicho y hecho: la esposa pr√≥fuga cobr√≥ su buen dinero por dejarse fotografiar en pa√Īos muy menores, luciendo una pluma entre sus gl√ļteos (nalgas) en una portada de la edici√≥n francesa de ¬ęPlayboy¬Ľ.

PlayBoy
PlayBoy

Tras ese relato, que cada cual apreciar√° a su manera, Le Pen entr√≥ a saco con el comportamiento pol√≠tico de su hija Marine, culpable de un ¬ędelito¬Ľ atroz: expulsar a su propio padre de su partido (Frente Nacional, FN), cuyo nombre se atrever√≠a a cambiar para ¬ęromper¬Ľ con la herencia paterna. A juicio de Le Pen, su hija ha ido de fracaso en fracaso. Y tiene un futuro incierto.

REUTERS
REUTERS

Durante unos a√Īos, se pens√≥ que su nieta Marion Mar√®chal estaba llamada a ser la heredera natural del patriarca. En sus memorias, Le Pen sigue pensando que Marion tiene ¬ęun talento muy por encima de la media¬Ľ, pero teme que se haya descarriado y perdido el rumbo. Primer ¬ęfallo¬Ľ: Marion decidi√≥ abandonar el apellido Le Pen de su nuevo nombre de guerra pol√≠tica. A sabiendas que su hija y su nieta se odian y son rivales, en la escena p√ļblica, el patriarca no tiene claro con ¬ęquien¬Ľ podr√≠a volver su nieta preferida. Esa incertidumbre no zanja en absoluto unas peleas familiares que tienen muchos flecos ¬ę√≠ntimos¬Ľ: Marine Le Pen todav√≠a no se ha recuperado sentimentalmente, tras ser abandonada por el √ļltimo de sus compa√Īeros, Louis Aliot, cansado de ocupar un lugar subalterno en la vida p√ļblica de la presidenta de Agrupaci√≥n Nacional.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!