El padre de Diana pide que se mantenga la prisión permanente revisable: «Este sería su deseo»

El 31 de diciembre de 2017 los agentes de la Guardia Civil recuperaban en una nave abandonada de Rianxo el cuerpo sin vida de Diana Quer, la joven madrileña desaparecida en agosto del 2016 en A Pobra do Caramiñal. Ahora, cuando se cumple un año de aquella intervención que puso fin a 500 días de búsqueda y ausencia, Juan Carlos Quer, padre de la fallecida, lanza un comunicado en el que expone sus razones para pelear por el mantenimiento en el código penal de la prisión permanente revisable.

«Construyamos entre todos, al margen de ideologías e intereses partidistas, una sociedad mejor, más segura y solidaria para nuestros hijos», afirma Quer, para quien resulta «incomprensible» la posición de PSOE, Podemos y PNV en contra, dice, «de la opinión mayoritaria de los españoles». «Sería el deseo de Diana que su trágica muerte no quedase en una página de sucesos, en un dato estadístico, en un asunto más de lamentable confrontación política. Sería también su deseo y el de tantas otras jóvenes y menores inocentes asesinados que la trágica pérdida de sus vidas contribuya, al menos, a que nuestra sociedad dé un paso adelante y se adopten por nuestros responsables políticos las medidas legales necesarias para evitar que asesinos y violadores en serie sean puestos en libertad sin estar rehabilitados, para evitar nuevas víctimas inocentes», sostiene Quer, para quien el reciente asesinato de Laura Luelmo en El Campillo (Huelva) suma una evidencia más de la necesidad de esta pena: «El propio asesino, anteriormente condenado por asesinar a una anciana, evidencia la necesidad de esta Ley cuando solicitó tras su detención ‘no me dejen salir, lo volveré a hacer’».

Juan Carlos Quer transmite su total respaldo, «como cualquier español con sentido común, a todas aquellas propuestas dirigidas a la reeducación y reinserción de los presos así como a las nuevas medidas anunciadas recientemente por el Gobierno para su vigilancia cuando éstos sean puestos en libertad». Dicho esto, prosigue, «por lógica, no es razonable derogar la prisión permanente revisable, ley que tiene un indudable carácter preventivo, pues si bien no podrá evitar el primer crimen, sí podrá evitar el segundo, el tercero… al impedir que se ponga en la calle a estos delincuentes no rehabilitados».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!