«El pacto ya estaba envenenado»

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, no se siente responsable de la renuncia del juez Marchena a presidir el CGPJ y el Tribunal Supremo que ha dinamitado el acuerdo entre PP y PSOE para renovar el poder judicial y no dimitirá, como así se lo exigen PSOE, Podemos y ERC.

Cosidó, que envió un WhatsApp a su grupo de senadores asegurando que ese pacto les permitía «controlar» órganos claves del poder judicial, se siente «plenamente respaldado» por el líder de Génova, Pablo Casado, y descarga la «principal responsabilidad» en el Gobierno por haber filtrado el nombramiento de Marchena.

Aunque lamenta que haya trascendido su mensaje «de ámbito privado», Cosidó insiste en que la incidencia de su WhatsApp es menor y considera que el pacto «estaba envenenado» de antemano al «filtrar» el Ejecutivo el nombre de Marchena como presidente del poder judicial.

«El proceso venía muy contaminado previamente», ha insistido en declaraciones a los periodistas tras la junta de portavoces en el Senado. «La principal responsabilidad del fracaso de este pacto está en el Gobierno», ha enfatizado.

En medio del huracán, el portavoz del PP protagoniza esta tarde un duelo parlamentario con el presidente, Pedro Sánchez, quien le ha señalado como el responsable de la renuncia de Marchena.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!