El oficialismo acusó a Cristina de “banalizar” el drama venezolano

Cristina Kirchner Fuente: LA NACION РCr̩dito: Marcelo Aguilar

Funcionarios y voluntarios calificaron de “hipócrita” a la senadora, quien equiparó la pobreza local con la del convulsionado país caribeño

Los primeros en salir a responder fueron, en la tarde del sábado, varios ministros y los habituales voceros. Ayer, fueron los Defensores del Cambio, los “voluntarios digitales” del jefe de Gabinete Marcos Peña, y dirigentes nacionales y bonaerenses los que retrucaron con velocidad y a través de las redes sociales a la expresidenta Cristina Kirchner, quien este sábado, durante una charla en Mendoza, afirmó que “con la comida estamos igual que Venezuela“.

“Hablar ahora de Venezuela es de una gran hipocresía. Gracias a su silencio miles de venezolanos fueron ejecutados y torturados. No solo aplaudió a Chávez y Maduro cuando se violaban los derechos humanos, sino que atacó a la CIDH por denunciar graves violaciones a los derechos humanos”, escribió ayer, y con inusual dureza, Santiago Cantón, secretario de Derechos Humanos de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

La reacción de Cantón no solo se destacó del resto por su severidad, sino por los antecedentes del funcionario provincial, que fue secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Cantón escribió la respuesta en Twitter sin ánimo de que se perdiera en la red social: arrobó -identificó- al usuario de la exmandataria.

“Es muy triste banalizar la tragedia humanitaria venezolana, una de las más grandes de la historia de América Latina. Estamos defendiendo nuestra República y no vamos a volver al pasado”, escribieron, por su parte, los Defensores del Cambio en la cuenta oficial del espacio, un texto rápidamente reenviado por el propio jefe de Gabinete en Twitter.

Debajo del texto podía verse un video de un minuto, que abre con la frase de Cristina en Mendoza, y continúa con testimonios -extraídos de agencias de noticias internacionales- de venezolanos obligados a exiliarse para no pasar hambre en su país. “Hemos venido caminando, hemos comido mejor que en Venezuela”, dice uno de ellos. “Con todo el dolor de mi alma he tenido que dejar a mis padres en Venezuela”, asegura una mujer joven con hijos. De inmediato, aparece la última imagen: Cristina Kirchner junto al presidente venezolano Nicolás Maduro.

Desde el comité de campaña negaron que la respuesta a la expresidenta haya sido parte de una estrategia deliberada. “El video salió de un grupo de WhatsApp donde hay un chico venezolano, que lo editó de manera espontánea. Así le llegó a Marcos, le gustó y lo retuiteó”, explicaron voceros del oficialismo.

Anteayer, el presidente Mauricio Macri (estuvo en San Isidro) y la primera plana del Gobierno participaron de las primeras reuniones presenciales de voluntarios, que se replicaron en 200 localidades de todo el país. Las comparaciones de la candidata a vicepresidenta sobre la pobreza argentina y su correlación con la dramática situación que se vive en Venezuela se colaron en varios de esos encuentros, por lo que la idea es “no dejar pasar” una comparación que consideraron por lo menos como “poco feliz”.

La frase y el video que lo acompaña en las redes sociales van, de todos modos, en línea con la respuesta que desde el Gobierno dieron luego de conocida la frase de Cristina, quien afirmó: “Si estas políticas [del Gobierno] siguen, no van a quedar ni pasas de uva. Es maltrato que no se pueda comer en un país que produce alimentos para 400 millones de personas”, dijo la exmandataria en otra presentación de su libro Sinceramente.

En tono electoral, también la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, atacó a la exmandataria. “Burlarse de la tragedia humanitaria por la que están sufriendo millones de venezolanos a manos del régimen asesino de Maduro (quien había sido condecorado por la señora con la Orden del General San Martín y que el presidente Macri le retiró) era lo que le faltaba. Qué horror”, escribió.

Lejos de los micrófonos, responsables de la campaña nacional adjudican a la “desorganización” opositora la catarata de frases desafortunadas de referentes kirchneristas que -aseguran- espantará a más de un votante indeciso. “Cada uno está en su campaña y además nadie te frena. ¿Quién le dice a Aníbal (Fernández) o a Cristina que no hablen o que se moderen?”, se preguntó uno de los responsables de la estrategia nacional. Y marcó las diferencias entre la campaña opositora y la del oficialismo, donde “si alguien dice una barbaridad, siempre habrá algún referente que lo va a llamar y la situación no se va a repetir”. Nadie descarta que hoy, a su paso por la localidad entrerriana de Concordia, también el Presidente le conteste a su antecesora.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!