El noble gesto de Doc Rivers para homenajear a Nowitzki

El Staples Center de Los Ángeles quiso rendir un emotivo homenaje en el que iba a ser seguramente el último partido de Dirk Nowitzki en esa cancha. No fue otro que el propio entrenador de los Clipper el que quiso dar comienzo a tal reconocimiento.

Cuando apenas quedaban unos segundos para la conclusión del partido y con su equipo ganando por nueve puntos, Doc Rivers pidió tiempo muerto y tomó la megafonía del estadio para que el público allí presente dedicará una gran ovación al jugador alemán.

Varios de los jugadores, perplejos en un primer momento, no lo dudaron y se acercaron al ala-pivot, toda una la leyenda de la NBA.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!