El nacionalismo frente al espejo

Decía Italo Calvino que lo importante del relato no es la voz sino el oído. Eso lo saben muy bien los independentistas que se sientan en el banquillo del Supremo, que, al entrar el juicio en su tercera semana, siguen centrando su estrategia en construir un relato ético y estético para eludir sus responsabilidades penales, Esto es lo que hicieron ayer Jordi Cuixart y Carme Forcadell, que con diferentes discursos se presentaron como ejecutores de un mandato democrático para no acatar «las leyes y decisiones represivas» del Estado español. Cuixart incidió en que desde Ã’mnium, la organización que presidía, se secundaron las manifestaciones populares que tenían como finalidad la defensa de los derechos cívicos y de la autodeterminación de Cataluña. «Tuvimos que movilizarnos… Ver Más

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!