El motivo oculto por el que la Reina Isabel II recibió a Boris Johnson con bolso en su casa

No fue una sorpresa que Boris Johnson fuese el elegido para el puesto de primer ministro de Reino Unido que dejó vacante Theresa May como consecuencia de la imposibilidad de materializar la salida del país de la Unión Europea. Pero antes de ponerse cómodo en Downing Street tuvo que ser investido este miércoles por la Reina Isabel II, en una breve audiencia en el palacio de Buckingham.

Lo que sí causó cierto asombro fue el hecho de que la Monarca recibiese con bolso en el interior de su casa al nuevo primer ministro. Un hecho que tiene su explicación lógica. La Reina Isabel II utiliza este complemento no para llevar sus efectos personales, sino por una razón de seguridad.

A través de su bolso, la madre del Príncipe Carlos de Inglaterra envía señales a su personal, como bien desveló el historiador real Hugo Vickers. «Sería muy preocupante si estuviera hablando con la Reina y viese cómo se cambia el bolso de una mano a otra. Esa es la señal que la Reina utiliza para indicar a su personal que está lista para finalizar su conversación», explicó.

Cuando apoya el bolso sobre la mesa significa que quiere que la reunión termine en los próximos cinco minutos; en cambio, si lo coloca en el suelo significa es que no está disfrutando de la conversación y quiere ser rescatada por su dama de honor. «Es una forma muy discreta y el objetivo es no ofender a nadie», desveló el historiador.

Aunque el gesto más importante para la Reina Isabel II no lo realiza con este complemento femenino, sino con su anillo de boda. «Cuando la Monarca lo hace girar, significa que necesita ser rescatada inmediatamente», argumentó Vickers.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!