El Mistral azotó la bahía de Palma y clarificó las posiciones

El parte meteorológico no era nada halagüeño para la participación de algunas clases en la tercera jornada de la Copa del Rey Mapfre, que se está disputando en la bahía de Palma. Vientos de Mistral de 30 nudos amanecieron azotando los cuatro campos de regatas, por lo que el Comité de Regatas decidió izar la bandera de aplazamiento ante el agrado de la flota.

Algunas clases no son partidarias de salir a navegar con más de 22 nudos, como por ejemplo la de los tres maxis que regatean en la Copa del Rey Mapfre, que se escudan en la avanzada edad de sus armadores como excusa para quedarse en tierra. De todas las maneras, la seguridad de la flota es lo primero y con intensidades de vientos de más de 22 nudos hay que estar ducho en el manejo de estos barcos de crucero, cosa que no es el caso de todos.

El día era genial para regatear. Vientos fuertes y una bahía casi plana como un pantano. No se podía desaprovechar la oportunidad tan buena que se había presentado, ya que las regatas del lunes y el martes estaban matando la Copa del Rey Mapfre porque aunque saltó el Embat, la navegación de los barcos era demasiado tediosa y aburrida.

J 80

Era un día para volver al campo de regatas de los J 80 (Herbalife) y de la Woman’s Cup (Purobeach). La dificultad con la que se iban a encontrar en las regatas eran muy previsibles. La flota de las chicas de los Viper 640 se quedó en tierra media hora más que los demás esperando que amainase el viento, aunque por los pantalanes de vivían momentos de ansiedad para que les dejaran desamarrar los barcos y salir a la bahía. Al final, presionando al Comité encima de los barcos consiguieron que se les diera la orden de partir.

Cuando llegaron al área de regatas, los J80 ya estaban disputando la primera de las tres mangas del día. Con vientos de 15 nudos se dio la salida a una regata que resultó muy vistosa con victoria del vasco Biobizz, de José Azqueta ante la imperiosa lucha del Solintal, de Ignacio Camino, que defendía el liderato con uñas y dientes ante el empuje de Les Roches, de Pepequín Urbaneja. Buena primera manga del Bribón, de Marc de Antonio, que ocupó la cuarta plaza.

Aun quedaban dos mangas más y entrarían los descartes. Gloriosas dos regatas del Bribón que consiguió ganar ambas, logrando la tercera victoria entre las nueve regatas disputadas; batacazo del líder con un noveno, que a la postre podría descartar y pinchazo del Les Roches, que con un quinto y un décimo perdería la segunda plaza. Al final de la jornada, el Solintal continuaba líder con cuatro puntos de ventaja sobre el Bribón y con cinco sobre el Grupo Garatu.

Women’s Cup

Igual suerte corrieron las regatistas de los Viper 640, clase exclusiva para mujeres, que disputaron tres interesantes mangas llenas de velocidad y de emoción y en la que también iban a poder descartar el peor resultado de la semana. El Dorsia, patroneado por Natalia Vía-Dufresne machacó en la primera manga con un primer puesto que le afianzaba en el liderato y se dedicó a conservar el material en las dos restantes, pero marcando muy de cerca a su rival más seria, las representantes de la Federación Gallega, que patronea una jovencísima Patricia Suárez, que con dos segundos y un primer puesto colocó el marcador en menos seis. Ambos barcos descartan un cuarto puesto.

Muy buena jornada para las chicas de laFederación Balear, con Helena Alegre a los mandos, que consiguieron auparse a la tercera posición de la general al conseguir dos terceros y un primero.

Tras nueve mangas disputadas, la flota de la Women’s Cup va cogiéndole el truquillo a los Viper 640, unos barcos muy ligeros y quillados que planean como tablas de surf en las popas y que se escoran mucho en las ceñidas.

Mañana, último día de regatas de flota porque el viernes comienza la «medal Race» en la que los barcos partirán prácticamente de cero y con los nervios a flor de piel.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!