El Madrid yoyó

En esta Liga, para variar, el Madrid sube y baja como un yoy√≥. Lo mismo se coloca cerca del primero que toma distancia; igual anima a la afici√≥n con que la Liga no est√° tirada, que va y con donaire y elegancia vuelve a tirarla. Sube. Baja. S√≠, como un yoy√≥, y, como en el poema de Borges y el ajedrez, la pregunta es ¬Ņqui√©n mueve la mano que maneja el yoy√≥? ¬Ņse mueve solo? ¬Ņes la mano de Orlac o son las manos m√°gicas de la televisi√≥n en los lejan√≠simos a√Īos sesenta del siglo pasado? Otro enigma que pone encima de la mesa este Madrid. Irregular hasta la n√°usea sartreana. Y de hoy, en el Ciudad de Valencia, al 5 de marzo tiene un reto, un desaf√≠o, vengan t√≥picos, que les dejar√° tocados o inmaculados (como los de Juego de Tronos). El Madrid yoy√≥ sube y baja como la cabeza agarbanzada y castiza de Ram√≥n G√≥mez de la Serna en ese espl√©ndido documental de Jim√©nez Caballero, Esencia de Verbena… Si sube y baja, y as√≠ tiene mareada a la afici√≥n y entretenida a la prensa, pero tanta broma ya cansa. La desidia frente al Girona es para estudiarla en las escuelas de negocios.

El Madrid en la Liga sube y baja, como las m√°scaras carnavalescas en el mi√©rcoles de ceniza. En pleno carnaval, dos Madrid-Barcelona y un Ajax. Ya veremos las caras, o caretas el d√≠a 6 de marzo. Frente al Levante no dejan jugar a Mayoral, y eso es un error por mucho que est√© bien denominado como ¬ęcl√°usula del miedo¬Ľ. Deja en mal lugar la confianza del Madrid en s√≠ mismo. Entre las notas a tener en cuenta es que Casemiro est√° apercibido y, lesionado Llorente, no hay nadie, salvo Valverde, que tampoco es que haya mostrado una excelencia singular. Ni Marcelo, ni Bale en la alineaci√≥n titular. Bien. La soberbia del brasile√Īo ante su muy baja forma resulta desconcertante, pero hay espejos y hay v√≠deos que puede repasar. Lo del gal√©s es de novela g√≥tica. Resulta que est√° tan feliz. C√≥mo no. Para lo que juega, para las 22 lesiones que lleva de blanco y para su m√°s fascinante ignorancia de la lengua espa√Īola y para el rendimiento cuando sale, es para estar feliz a pocos les habr√°n pagado tanto por tan poco.

Fernando R. LafuenteColaboradorFernando R. Lafuente

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!