El líder aragonés de Podemos alimenta la negociación con Lambán tras calificar de «estropicio» la investidura fallida de Sánchez

El líder aragonés de Podemos, Nacho Escartín, ha calificado de «estropicio parlamentario» la investidura fallida de Pedro Sánchez. A través de su cuenta de Twitter, Escartín ha calificado de «mala noticia» que el PSOE y Podemos no hayan logrado un acuerdo, sin ir más allá y evitando cuestionar las posiciones de ninguno de los dos partidos.

En los últimos meses, en diversas ocasiones, Nacho Escartín ha marcado distancias con la dirección nacional de Pablo Iglesias. De hecho, se hizo con el timón del partido en Aragón tras imponerse a la candidatura que estaba alineada con Pablo Echenique.

Ahora, con su twitter, el líder regional de Podemos deja claro que considera «mala noticia» que, siendo posible, falle el acuerdo entre el PSOE y Podemos. Y es justo lo que en Aragón sigue en el aire. De momento, pese a lo ocurrido en el Congreso, en esta región tanto el PSOE como Podemos coinciden en indicar que las negociaciones siguen vivas, pese a que llevan días atascadas. Una negociación que el twitter de Escartín viene a abonar, a escasos días de que el socialista Javier Lambán se someta al pleno de investidura en el Parlamento autonómico. Esta sesión plenaria arrancará el martes 30, y la votación se producirá el miércoles 31.

Las negociaciones entre el PSOE y Podemos en Aragón llevan días en punto muerto, en gran medida a la espera de ver cómo se resolvía la investidura de Pedro Sánchez y conscientes de que ello iba a influir en la política regional. Ahora está por ver en qué sentido influye la fallida investidura de Sánchez, si su desencuentro con Pedro Sánchez enfría aún más las conversaciones entre ambos partidos en Aragón o si la dirección regional de Podemos apuesta en esta Comunidad autónoma por facilitar la investidura de Lambán.

«Del estropicio parlamentario de hoy sólo diré que no han logrado un Gobierno de coalición progresista. Mala noticia», ha dejado escrito Nacho Escartín después de que la abstención de Podemos en el Congreso haya tumbado la investidura de Pedro Sánchez y la formación de un Ejecutivo PSOE-Podemos.

En Aragón, el PSOE fue la fuerza más votada en las elecciones autonómicas de mayo, pero se quedó muy lejos de la mayoría absoluta. Los socialistas tienen 24 escaños, pero la mayoría absoluta está en 34. El PSOE se ha garantizado el apoyo de los tres diputados del PAR –que cerraron la vía a un gobierno de derechas con el PP, Cs y Vox- y también apoyan a Lambán los tres diputados de la Chunta. El PSOE también está ultimando un acuerdo con el único diputado que tiene IU en las Cortes de Aragón, pero aún así necesita los votos de los cinco diputados de Podemos frente a los 17 diputados del PP, los 12 de Ciudadanos y los tres de Vox.

Las negociaciones entre el PSOE y Podemos se mantienen vivas en Aragón, pero hace días que están en punto muerto, sin avance alguno. En la región también han encallado por la aspiración de la formación morada a entrar en el Gobierno regional, algo que el PAR da por imposible. Como alternativa, los socialistas aragoneses han ofrecido a Podemos ocupar puestos de responsabilidad en direcciones generales o las cúpulas de entes y organismos públicos, pero esa oferta no ha satisfecho a la formación morada. Ahora está por ver cómo se retoman las negociaciones y si finalmente el PSOE y Podemos encuentran un punto de entendimiento en Aragón con el que Lambán se garantice un segundo mandato al frente del Gobierno regional.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!