El legado del cardenal, las cartas del duque, el veto a las mujeres y un embrollo judicial

No solo es la instituci√≥n espa√Īola m√°s antigua, sino que es m√°s antigua que Espa√Īa, pues se fund√≥ en 1364, cuando a√ļn no se hab√≠an unido los Reinos de Castilla, Navarra y Arag√≥n. Su fundador, el cardenal Gil de Albornoz, se adelant√≥ m√°s de cien a√Īos a la historia: reuni√≥ en un palacio de Bolonia (Italia) a j√≥venes castellanos, andaluces, aragoneses, catalanes, gallegos, navarros y extreme√Īos, y bautiz√≥ a la instituci√≥n como Colegio de Espa√Īa (¬ęCasa Hisp√°nica¬Ľ). De all√≠ sali√≥ Carlos I el 6 de enero de 1530 para ser coronado Emperador y, desde entonces, goza de protecci√≥n regia y tiene el t√≠tulo de Real. Hoy sigue concediendo becas a estudiantes brillantes para hacer el doctorado en la Universidad de Bolonia -uno de los centros acad√©micos m√°s prestigiosos del mundo-, y ser un ¬ębolonio¬Ľ es todo un signo de excelencia. Sin embargo, el Real Colegio de Espa√Īa tambi√©n tiene un lado oscuro, herencia de su pasado, y es que para aspirar a sus becas, adem√°s de cumplir otros requisitos, como ser espa√Īol o portugu√©s, cat√≥lico y de conducta irreprensible, hay que ser hombre. En pleno siglo XXI, los responsables de la instituci√≥n a√ļn no han eliminado la exclusi√≥n por raz√≥n de sexo o religi√≥n, pero ahora tanto el colegio como su patrono y los colegiales afrontan otros problemas que han pasado a un segundo plano la discriminaci√≥n de g√©nero. Asalto ministerial En sus m√°s de seis siglos de historia, el Real Colegio de Espa√Īa en Bolonia ha sufrido guerras, intentos de usurpaci√≥n, asaltos, clausuras, reaperturas y etapas de decadencia y ruina, pero siempre ha conseguido salir adelante y mantener el prestigio. Ahora, se ha convertido en escenario de una nueva batalla que se libra en los tribunales espa√Īoles e italianos. Para algunos se trata de una defensa frente a la intromisi√≥n del Gobierno espa√Īol, al que acusan de imponer un rector en contra del Patronato que rige la instituci√≥n. Antiguos colegiales califican estos hechos de ¬ęasedio¬Ľ o de ¬ęasalto ministerial¬Ľ. Todo ello a pesar de que se trata de una fundaci√≥n privada que no recibe subvenciones p√ļblicas y que asombrosamente sigue financi√°ndose con el patrimonio que dej√≥ su fundador hace seis siglos y medio. El caso es que hay cinco pleitos abiertos en Espa√Īa (en el Tribunal Supremo y en la Audiencia Nacional) y otros cuatro en Italia. El conflicto arranc√≥ el 13 de octubre de 2014, cuando se celebr√≥ una reuni√≥n de la Junta del Patronato en la que supuestamente se eligi√≥ rector del colegio a √Āngel Mart√≠nez Guti√©rrez, catedr√°tico de Derecho Mercantil de la Universidad de Ja√©n. D√≠as despu√©s, el 5 de noviembre, el presidente de la Junta, que era √ć√Īigo de Arteaga y Mart√≠n, duque del Infantado, dej√≥ sin efecto ese nombramiento a petici√≥n de m√°s de cien excolegiales por las supuestas irregularidades producidas en esa reuni√≥n. En las juntas celebradas en febrero y marzo de 2015 -esta √ļltima ante notario- no se aprob√≥ el acta del nombramiento y, adem√°s, se ¬ęces√≥ y/o destituy√≥¬Ľ al rector nombrado ¬ępor si acaso su nombramiento tuviese alg√ļn viso de validez¬Ľ. Y, adem√°s, se comunic√≥ al Ministerio de Exteriores. As√≠ figura en los comunicados que el duque del Infantado hizo p√ļblicos antes de morir el 9 de junio de 2018 y en los que ya anunciaba que no se encontraba ¬ęen id√≥neas condiciones de salud¬Ľ. El duque del Infantado era patrono y presidente del Patronato del Real Colegio porque le correspond√≠a por herencia la Jefatura del Linaje o Casa de Albornoz, tal como establecen los Estatutos de 1919. Pero no por ser duque del Infantado, sino por su condici√≥n de marqu√©s de Armunia, Ariza y Valmediano, que son los t√≠tulos hist√≥ricamente vinculados al Linaje de Albornoz, seg√ļn los documentos del archivo hist√≥rico del Colegio. A pesar de sus gestiones en contra del nombramiento del rector, en febrero de 2015, el entonces ministro de Exteriores, Jos√© Manuel Garc√≠a-Margallo , decidi√≥ seguir adelante con el nombramiento de √Āngel Mart√≠nez, y pidi√≥ al Rey que sancionara un Real Decreto sin haberlo sometido previamente al Consejo de Ministros, una pr√°ctica que cuestionan destacados juristas. El informe de la Abogac√≠a No obstante, Margallo respald√≥ su Real Decreto con un informe de la Abogac√≠a del Estado, firmado por Marta Silva de Lapuerta y con fecha del 30 de enero de ese a√Īo, seg√ļn el cual, ¬ęel nombramiento del rector del Real Colegio de San Clemente de los Espa√Īoles en Bolonia corresponde a S.M. el Rey, a propuesta de la Junta del Patronato del Colegio, no siendo preceptiva su aprobaci√≥n por el Consejo de Ministros¬Ľ. Dicho Real Decreto establec√≠a que el nombramiento era de conformidad con los Estatutos del Real Colegio y a propuesta de la Junta del Patronato, a pesar de que el presidente de la Junta, el duque del Infantado, hab√≠a dejado sin efecto el nombramiento. Consultado por ABC, Garc√≠a-Margallo asegura que no se acuerda de aquel nombramiento. ¬ęFue un l√≠o monumental, pero no me acuerdo de lo que pas√≥ all√≠¬Ľ, afirm√≥. ¬ęEra muy complicado y yo le voy a confundir porque no me lo s√©¬Ľ, insisti√≥ a preguntas de este peri√≥dico. Un palacio √ļnico en Bolonia envuelto en la pol√©mica A pesar de los pleitos judiciales, el Real Colegio de Espa√Īa de Bolonia mantiene su actividad acad√©mica y cultural y sigue concediendo becas de doctorado a estudiantes brillantes. Ser un ¬ębolonio¬Ľ es un sello de excelencia. Sin embargo, las gestiones del exministro no se limitaron a la aprobaci√≥n del Real Decreto por una v√≠a que algunos juristas tachan de inconstitucional, sino que en abril de 2016, cuando actuaba como ministro en funciones, expidi√≥ un certificado europeo para exigir su aplicaci√≥n en Italia, despu√©s de que unos jueces de ese pa√≠s ordenaran su suspensi√≥n. Entrada f√≠sica Aunque Garc√≠a-Margallo dej√≥ de ser ministro de Asuntos Exteriores en noviembre de 2016, las consecuencias de su intervenci√≥n siguen coleando y, desde hace cuatro a√Īos, ¬ęla instituci√≥n vive un asalto ministerial¬Ľ, seg√ļn personas pr√≥ximas al Real Colegio. Adem√°s de los intentos de ejecuci√≥n del Real Decreto en Italia y de la suspensi√≥n ordenada por jueces italianos, uno de los episodios m√°s inquietantes fue el intento de entrada f√≠sica en el Colegio. Seg√ļn dej√≥ escrito el duque del Infantado, la ma√Īana del 2 de septiembre de 2016, ¬ęaprovechando que el Colegio est√° cerrado y con su √ļnico habitante (el cocinero Benito) por todo guardi√°n¬Ľ, Mart√≠nez intent√≥ ¬ęposesionarse del colegio y sus bienes¬Ľ. El ¬ęatropello¬Ľ se pudo impedir porque ¬ęalguien¬Ľ alert√≥ a un abogado, que envi√≥ al colegio a dos colaboradores y frustraron el intento, prosiguen los escritos del anterior presidente de la Junta del Patronato. En la actualidad hay cinco pleitos abiertos en Espa√Īa -en el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional- como consecuencia, dicen, de los actos del Gobierno contra el Colegio, el patrono y los colegiales, y otros cuatro procedimientos en Italia, seg√ļn fuentes pr√≥ximas al Colegio de Bolonia. El conflicto tambi√©n ha llegado al Consejo de Transparencia, que ha condenado al Ministerio de Exteriores por su opacidad en el tratamiento y la publicaci√≥n del Real Decreto. Incluso, el nombramiento se trat√≥ en el Consejo de Ministros del pasado 8 de marzo, que presidi√≥ Pedro S√°nchez y al que no asisti√≥ el ministro de Exteriores, Josep Borrell. El asunto lleg√≥ al Consejo despu√©s de que un antiguo alumno solicitara una revisi√≥n para anular el Real Decreto. Sin embargo, el Consejo de Ministros inadmiti√≥ la solicitud por entender que el antiguo alumno no acredit√≥ ¬ęinter√©s leg√≠timo¬Ľ para pretender la nulidad del Real Decreto, por no haber acreditado que present√≥ su candidatura al puesto de rector del Real Colegio antes de la Junta del 13 de octubre de 2014. A pesar de todas las complicaciones y de los pleitos judiciales, el Real Colegio sigue desarrollando su actividad acad√©mica y cultural y contin√ļa siendo una de las instituciones m√°s importantes de Bolonia. El relevo Tras el fallecimiento del anterior duque del Infantado, se puso en marcha el relevo en la presidencia del Patronato del Real Colegio, y esta responsabilidad -ahora envenenada por los pleitos judiciales- ha pasado a la siguiente generaci√≥n. √ć√Īigo de Arteaga tuvo cinco hijos: la mayor es Almudena, actual duquesa del Infantado; la segu√≠a √ć√Īigo, fallecido en un accidente de aviaci√≥n en 2012, y los siguientes son Iv√°n, que hered√≥ el marquesado de Armunia, vinculado al Linaje de Albornoz; Ana Rosa, condesa de Santiago, y Carla, marquesa de Laula.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!