El juzgado de Chantada abre diligencias por el caso de la perra tiroteada

Santiago Guardar

Un juzgado de Chantada (Lugo) ha abierto diligencias por el caso de Alma, la perra maltratada en este municipio que está levantando una ola de indignación. En un vídeo que se ha hecho viral aparecía un vecino de la localidad, posteriormente identificado por la Guardia Civil, que tras pegarle un tiro la golpeaba brutalmente. La perra, que acaba de ser madre, fallecía el pasado martes en un hospital veterinario de Lugo. Sus cachorros se encuentran en perfecto estado y están siendo atendidos ya por una familia de acogida.

El vecino de Chantada, que es cazador, se enfrenta a multiples querellas. La Fiscalía Superior de Galicia se ha personado como acusación pública en la causa. También lo ha hecho ya la protectora El Refugio, de Madrid. Otras entidades como Mundo Vivo o el partido animalista Pacma han anunciado su decisión de personarse, así como el Colegio de Veterinarios de Lugo.

A través de un comunicado, la protectora El Refugio, explicó que el cazador reconoció ante la Guardia Civil ser el autor de los disparos. De acuerdo con el atestado de la Guardia Civil al que han tenido acceso, sobre las 12,15 horas del día 30 de noviembre, una patrulla acudió a la carretera nacional 540, en ese municipio lucense, tras recibir un aviso. A su llegada, identificó al supuesto autor de los hechos, «un vecino de la localidad» y dos testigos de lo sucedido ese día. Según el atestado, el hombre «admite en presencia de los agentes que disparó con una escopeta al animal ya que apareció hace unos quince días en la zona y que, además, en un cobertizo cercano de su propiedad se encontraba una camada de cachorros».

En base a lo recogido en estas diligencias, sostiene que la Guardia Civil intervino al hombre «una escopeta marca Benelli del maletero de su coche», al tiempo que se le trasladó que sería investigado como supuesto autor de un delito de maltrato a los animales. Sobre los testigos de los hechos, señala que declararon a la Guardia Civil que el hombre les dijo «soy cazador» y «el perro está abandonado» como justificación para haber efectuado el disparo.

El Ministerio público ha asegurado a Ep que mientras no se termine la instrucción no se hará el escrito con las posibles penas que podrán pedir al cazador. Contra el autor de los disparos podría emprender también acciones legales la Federación Española de Caza dado que lo sucedido «atenta contra los principios de la caza y el bienestar animal». «No queremos que se relacione estas imágenes con nosotros», aseguraron.

Cachorros

Desde la Xunta han explicado que la clínica veterinaria de Chantada a la que se les trasladó el sábado confirmó que los cachorros de Alma «no presentaban lesiones» y que no «sufrieron maltrato».Tras lo sucedido, han recordado que la competencia para actuar en casos de animales abandonados «corresponde a los ayuntamientos». No obstante, a petición del Ayuntamiento de Chantada, la Xunta supervisó este martes el traslado de los cachorros «a un centro de acogida de animales autorizado» donde se les registró e inscribió. Los perros están ya siendo cuidados por una familia de acogida que colabora con el centro. «Cuando sean más grandes, se podrán entregar en adopción a distintas familias como se hace habitualmente en los casos de animales abandonados», han apostillado.

Mociones

En relación a este caso, la Asociación Animalista Libera ha avanzado que trasladará a los diferentes grupos políticos con representación institucional en el Ayuntamiento de Chantada, la Diputación de Lugo y el Parlamento de Galicia una moción «con el objetivo de mostrar repulsa pública por el terrible caso de maltrato animal con resultado de muerte» en Chantada.

Los animalistas denuncian que en Galicia se dan «cientos de casos de crueldad y abandonos que no producen ninguna sanción o condena». Sobre la moción, señalan que el objetivo es que las administraciones «tomen conciencia de que se trata de un problema público, no solo de personas preocupadas por el bienestar animal y las ONG». Al hilo de ello, piden, además de campañas de sensibilización social, que la Xunta de Galicia «se implique, como acusación, en los casos de maltrato y abandono que lleguen a los juzgados o que tramite esta iniciativa de oficio siempre que sea posible». Esta entidad subraya, asimismo, que el Colegio de Veterinarios de Lugo anuncie su intención de personarse también en relación a este caso.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!