El juez envía a juicio, diez años después, a los dos pirómanos del incendio mortal de Horta de Sant Joan

Diez años después del incendio forestal en Horta de Sant Joan (Tarragona) en el que fallecieron cinco bomberos de la Generalitat, a los que precisamente el pasado domingo se hizo un sentido homenaje coincidiendo con el aniversario de la tragedia, el juez ha enviado a juicio a los dos incendiarios del fuego, que serán juzgados por un jurado popular.

El Juzgado de Instrucción 1 de Gandesa (Tarragona) ha dictado este jueves auto de apertura de juicio oral contra los dos presuntos incendiarios que el 20 de julio de 2009 provocaron uno de los incendios más graves de las últimas décadas en territorio catalán. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), les envía a juicio por un delito de incendio forestal en concurso con cinco delitos de homicidio imprudente y un delito de lesiones imprudentes, ya que considera que hay indicios racionales de su implicación.

Según relata el juez en un escrito recogido por Europa Press, el 20 de julio de ese año los dos acusados fueron al parque natural de Els Ports, en sus accesos por Horta de Sant Joan, y sobre las 19.30 horas encendieron un fuego en la zona del Mas de Pixantó, situado al inicio del barranco de Covars “sin adoptar ningún tipo de precaución, ni realizar un círculo de seguridad”.

Lo hicieron, según el escrito, “siendo plenamente conscientes de las consecuencias que comportaba, pues justo en la parte posterior de donde estaban había zona boscosa, y se marcharon del lugar sin avisar a los servicios de emergencias“. Como consecuencia de aquella acción, el fuego empezó propagarse y el incendio forestal no se extinguió hasta el 3 de agosto, obligando a movilizar a 272 profesionales, relata el escrito.

Al día siguiente, sobre las 15.30 horas del 21 de julio, favorecido por las condiciones meteorológicas, el incendio se reactivó, con focos activos de fuego no solo en el perímetro sino también en toda la superficie del incendio. En la zona escarpada de la Faixa del Migdia, una carrera de fuego alentada por los contravientos afectó plenamente al emplazamiento de la zona segura de la Unidad Graf Lleida de los Bombers y provocó el atrapamiento mortal de cinco de sus miembros y dejó herido grave a un sexto.

Ahora, la causa contra Antonio P.M. y Lorenzo F.M. se remitirá a la Audiencia de Tarragona para que señale la fecha del juicio con jurado popular, y en su auto el juez requiere a los dos acusados una fianza de 8,2 millones de euros. Tanto el Ministerio Fiscal como el Abogado de la Generalitat piden que se les aplique a cada uno de los acusados, en calidad de autor, la pena de 20 años de prisión y una multa 6.600 euros.

Diez años después

El caso llegará a juicio más de diez años después debido a una instrucción complicada que se dividió en dos: una pieza contra el responsable del dispositivo, Carles Font (Delta 0), por un presunto delito de imprudencia que se archivó, y otra de los dos incendiarios.

Las familias, que durante los primeros cinco años ejercieron de acusación particular en la causa, se apartaron del procedimiento porque necesitaban “poder hacer el duelo” y fueron indemnizados por la Generalitat con 1.061.000 euros. El abogado de las familias, Pau Simarro, lamentó que, ante esta situación, que puede conllevar que se aplique a los dos acusados la atenuante de dilaciones indebidas muy cualificada –lo que reduciría la pena en dos grados–, sienten “indignación, insatisfacción y tristeza” porque no se está impartiendo justicia.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!