El juez detenido por pegar a su mujer fue sancionado cuatro veces

Tres multas que suman 3.100 euros y una suspensi贸n de sus funciones durante tres meses. Son las cuatro sanciones que el Consejo General del Poder Judicial impuso en s贸lo tres a帽os al juez que fue detenido en Granada la semana pasada cuando presuntamente maltrataba a su mujer en plena calle. Tras pasar a disposici贸n judicial imputado por delitos de violencia de g茅nero y resistencia a la autoridad (se mostr贸 desafiante y amenazante con los agentes que le arrestaron), qued贸 en libertad con cargos y con una orden de alejamiento.

El juez no es un desconocido para el 贸rgano de gobierno de los jueces. Su nombre ha aparecido recientemente en los cuatro expedientes abiertos contra 茅l que han terminado en manos de la Comisi贸n Disciplinaria con propuesta de sanci贸n por parte del promotor. La primera vez de esta hornada (el togado fue sancionado tambi茅n hace m谩s de una d茅cada pero sus antecedentes han sido cancelados) fue el 13 de julio de 2015; la 煤ltima, el 12 de abril de 2018: los vocales le sancionaron con tres meses de suspensi贸n por una falta muy grave del art铆culo 417.9 de la Ley Org谩nica del Poder Judicial (desatenci贸n y retraso reiterado e injustificado). El promotor hab铆a propuesto nueve meses. Todav铆a no ha cumplido la sanci贸n porque cuando el Pleno del CGPJ la ratific贸, el 28 de junio de 2018, el juez estaba de baja, situaci贸n en la que se encuentra a d铆a de hoy, seg煤n confirmaron a ABC fuentes del 贸rgano.

芦Los hechos acreditados reflejan no solo la importancia del retraso en el dictado de resoluciones judiciales, sino en su decisi贸n de alterar el orden de resoluci贸n de los procesos judiciales de su competencia禄, se帽alaba la Comisi贸n Disciplinaria. As铆, y pese a ser objeto de distintas inspecciones y apremiado para sacar adelante resoluciones m谩s antiguas, el juez las dejaba dormir en un caj贸n, hasta el punto de que a fecha 27 de junio de 2017 ten铆a pendiente dictar sentencia en 70 procedimientos, de los que 20 contaban con una antig眉edad superior a los tres a帽os y en nueve la antig眉edad superaba el a帽o, seg煤n consta en la resoluci贸n a la que ha tenido acceso ABC.

Del examen de los casos de su juzgado, la Comisi贸n Disciplinaria vio acreditada 芦una evidente y manifiesta dejaci贸n en el ejercicio de exclusivas competencias judiciales al haber incurrido en una desatenci贸n generalizada, trascedente y relevante禄, tanto en el aspecto temporal como en la vertiente cuantitativa del n煤mero de actuaciones procesales que se vieron afectadas por su conducta profesional. A juicio de los vocales, ese retraso temporal revelaba la existencia de un abandono 芦selectivo o interesado de asuntos禄, lo que afect贸 a los ciudadanos que son parte en esos procedimientos.

Una conducta 芦selectiva禄

Como bot贸n de muestra de esa conducta selectiva, se帽ala el texto, es el hecho de que nueve de los asuntos pendientes de sentencia por los que el magistrado fue sancionado en julio de 2015, cinco estaban a煤n pendientes en junio de 2017. Se trataba de procedimientos ordinarios finalizados en 2011 y 2012. 芦El magistrado no respet贸 el dictado de resoluci贸n conforme al orden de conclusi贸n (鈥) resolviendo asuntos m谩s nuevos con preferencia a otros m谩s antiguos, y ello pese a ser sido sancionado anteriormente por esta pr谩ctica, que todav铆a mantiene y acrecienta禄, apunt贸 la Comisi贸n.

En el 煤nico tr谩mite de alegaciones al que el togado respondi贸, se refiri贸 a los asuntos pendientes como 芦mamotretos禄 y justific贸 su desatenci贸n en sus 芦dolencias禄, sobre a las que el CGPJ no le constaba m谩s que una operaci贸n de cataratas que no justificaba su conducta 芦selectiva禄 durante tanto tiempo.

En su recurso al Pleno del CGPJ contra la sanci贸n impuesta por la Disciplinaria, el juez, adem谩s de sus 芦grav铆simos problemas de visi贸n禄, reprochaba al Consejo no haber tenido en cuenta 芦el sobreesfuerzo continuo y durante muchos a帽os en la labor desarrollada禄. 芦Mental y f铆sicamente se explota y agota al expedientado sin que precisamente los 贸rganos gubernativos implicados, y que ahora sancionan, adopten medidas efectivas para adecuar la capacidad de trabajo de un juez a unos m贸dulos de entrada razonables (鈥) Con su explotaci贸n se le aleja de toda vida familiar y social禄, lamentaba el magistrado.

Lee m谩s: abc.es


Comparte con sus amigos!