El joven de instituto que saltó de la Sexta a la Primera división

El pasado 14 de septiembre Pedro de la Vega recibió una noticia que seguro que no va a olvidar en la vida. Luis Zubeldía, entrenador de Lanús, le comunicó que jugaría con el primer equipo por primera vez. Dos días después, el domingo, se estrenó contra Racing en un partido de la Primera argentina a sus 17 años, 7 meses y 9 días.

«Todavía me siento un chico, pero me vi bien jugando en Primera. No me sentí menos. Mañana tengo Matemáticas en la primera hora», confesó a ‘Radio Continental’ tras el encuentro. Pese a que su equipo cayó derrotado, el joven jugador fue el mejor de su equipo.

Y es que su caso es particular, no solo por la precocidad, sino porque entró directamente en el equipo titular y no desde el banquillo, como suele suceder. «Soy rápido y encarador», dijo en la previa del partido. Una vez terminado el encuentro, fue su entrenador quien se deshizo en elogios hacia su jugador: «Mientras Pedro de la Vega estuvo en cancha marcó la diferencia; es atrevido, tiene gol y fuerza. Este pibe no le tiene miedo al escenario», declaró en la rueda de prensa posterior.

Sin embargo, aunque Pedro de la Vega ha disfrutado de la oportunidad, quiso mantener los pies en el suelo: «De cara a este año ya pasaría a ser sexta división; estoy tranquilo por ahora. El objetivo es estar bien en mi categoría aunque uno nunca sabe lo que puede pasar, pero la idea es dar lo mejor ahí».

Al día siguiente, el lunes tras el partido, le tocó volver a la realidad. Regresó al instituto, donde fue recibido por todo lo alto por su compañeros. «Hoy fui al colegio y fue una locura, me pegaron carteles, todos los compañeros saludándome», contaba entre risas. «En este momento el fútbol es importante para mí, pero por suerte siempre me fue bien en el colegio. Este año fui abanderado, la idea es seguir estudiando».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!