El intendente Arroyo acusó a Vidal de destratarlo: “En dos años nunca me llamó”

El intendente Arroyo cuestionó a la gobernadora María Eugenia Vidal y la acusó de “destratarlo”.

MAR DEL PLATA.- Rota la relación hace tiempo, fastidiado porque durante su reciente paso por la ciudad ella aseguró que la gestión municipal no colaboró demasiado en los planes de provincia para el distrito, el intendente Carlos Arroyo criticó con máxima dureza a la gobernadora María Eugenia Vidal, a la que acusó de “destrato”. “En dos años nunca me llamó por teléfono”, afirmó.

En conferencia de prensa, a la que convocó solo para hablar de esta cuestión, y con papeles sobre el escritorio para fundamentar inversiones en infraestructura ejecutadas con fondos municipales durante estos tres años y medio, el jefe comunal insistió que Vidal dijo haber venido unas 40 veces a Mar del Plata y solo una vez pasó por la sede de gobierno local. “Le reitero que la municipalidad queda en Yrigoyen 1627, no en el Hotel Provincial”, dijo sobre el habitual espacio que elige para reuniones y atender a los periodistas. Uno de sus dueños es el empresario Florencio Aldrey Iglesias, con el que el Arroyo tiene un enfrentamiento personal.

“Hicimos mucho por Mar del Plata, lamento que Arroyo no acompañara”, fue el título de una entrevista que Vidal concedió el pasado viernes a La Capital, durante su escala para compartir un acto de campaña con Mauricio Macri. Esa frase disparó la reacción del intendente, que citó y enfrentó a los medios con visible enojo, voz quebrada y ojos vidriosos.

Este cruce aparece como explícito punto final en el vínculo entre la mandataria bonaerense y el intendente. Ambos compartieron boleta de Cambiemos en la victoria de 2015, pero pronto tuvieron cruces. Vidal tomó distancia ante reiteradas frases desafortunadas de Arroyo, tanto que dejó de atenderlo e incluso de compartir fotos en actos públicos. Un caso que tuvo ribetes de escándalo fue con la última inauguración de playas públicas, cuando el jefe comunal se retiró del lugar porque no le habían reservado lugar entre las autoridades. “Fue una falta de respeto a los 183000 vecinos que me votaron”, dijo hoy.

Esta tensión llevó también a dejarlo fuera de la posibilidad de ser parte de una interna dentro de Juntos por el Cambio, en la que el 11 de agosto se enfrentarán aquí el diputado nacional Guillermo Montenegro (alentado por Vidal y el presidente Mauricio Macri) y la concejal radical Vilma Baragiola. Por eso Arroyo buscará la reelección desde su Agrupación Atlántica, con boleta corta. “Me ofrecieron (desde el oficialismo) cargos políticos, pero no quiero una beca de senador, soy un ciudadano marplatense y quiero trabajar para Mar del Plata”, aclaró.

“A la policía de la provincia de Buenos Aires que dirige la gobernadora le entregamos en nafta 8,4 millones de pesos en 2018 y en lo que va de este año 4,6 millones en combustible”, recordó sobre otro rubro en el que asegura que el municipio tuvo fuerte colaboración con la administración bonaerense.

Arroyo también citó que alguna vez, apenas iniciada su gestión, dijo que el municipio estaba mejorando su administración tanto que le iba a prestar plata a la provincia de Buenos Aires. “Los periodistas se me rieron, pero hoy la provincia nos debe plata a nosotros”, aseguró sin dar números de qué cifra tendría esa deuda y en qué conceptos.

Pidió que los ciudadanos no crean que los políticos “le regalan o les dan nada, ni de la gobernación ni de la Nación ni de ninguna parte ni de ningún partido, porque lo que hacen si son honrados es repartir lo que el mismo pueblo les paga”.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!