El informante denunci贸 que Trump fue encubierto y le sum贸 presi贸n en la trama

El director nacional interino de Inteligencia, Joseph Maguire, ayer, en el Congreso Cr茅dito: AFP

En un escrito, sostuvo que el presidente abus贸 de su poder para que el l铆der ucraniano influyera en las elecciones de 2020 y que la Casa Blanca trat贸 de “bloquear” la informaci贸n

WASHINGTON.- La Casa Blanca busc贸 encubrir los detalles de la conversaci贸n telef贸nica en la cual el presidente norteamericano, Donald Trump, le pidi贸 a su par ucraniano, Volodimir Zelenski, que investigara supuestos actos de corrupci贸n de Joe Biden, uno de sus principales rivales pol铆ticos y potencial contrincante en las elecciones de 2020. As铆 lo denuncia el “topo” que desat贸 el mayor esc谩ndalo que enfrent贸 el presidente republicano desde que lleg贸 al poder.

En la denuncia, un documento de nueve p谩ginas datado el pasado 12 de agosto, el informante relata su “profunda preocupaci贸n” por lo que, a su juicio, constituye un claro abuso de poder por parte de Trump, seg煤n la informaci贸n recolectada de “m煤ltiples funcionarios del gobierno”, quienes coinciden en se帽alar que el magnate utiliz贸 la autoridad de la presidencia para “solicitar interferencia de un pa铆s extranjero en la elecci贸n de 2020”.

“Esta interferencia incluye, entre otras cosas, presionar a un pa铆s extranjero para que investigue a uno de los principales rivales dom茅sticos del presidente”, indic贸 el informante.

En el centro de la denuncia aparece la conversaci贸n de Trump y Zelenski por tel茅fono durante media hora en la ma帽ana del 25 de julio. En esa charla, el l铆der ucraniano le agradece a Trump el env铆o de fondos para defensa, y el republicano le pide un “favor”: que investigue, primero, el papel de Ucrania en el esc谩ndalo del Rusiagate, que acos贸 a su presidencia durante tres a帽os; despu茅s, Trump le solicita a Zelenski que mueva una investigaci贸n sobre un supuesto hecho de corrupci贸n -que nunca fue verificado- que involucra a Joe Biden y a su hijo, Hunter Biden.

Bajo presi贸n, y antes de que se conociera la denuncia del “topo”, la Casa Blanca difundi贸 anteayer un memor谩ndum con un resumen de la conversaci贸n, cuyo contenido corrobora el de la denuncia.

El dato m谩s explosivo y novedoso que ofreci贸 el “topo” -que, seg煤n The New York Times, es un agente de la CIA que trabaj贸 en la Casa Blanca y tiene un conocimiento profundo de la pol铆tica ucraniana- es que altos funcionarios de la Casa Blanca intervinieron para “‘bloquear’ todos los registros de la llamada telef贸nica, especialmente la transcripci贸n palabra por palabra de la llamada que fue producida, como es habitual, por la Sala de Situaci贸n de la Casa Blanca”.

Funcionarios del gobierno de Trump indicaron, siempre seg煤n el relato del informante, que abogados de la Casa Blanca les ordenaron “remover la transcripci贸n electr贸nica del sistema inform谩tico en el cual est谩n guardados” y cargarlo en un sistema aparte, reservado para la informaci贸n clasificada de “naturaleza especialmente sensible”.

“Un funcionario de la Casa Blanca describi贸 este acto como un abuso de este sistema electr贸nico porque la llamada no conten铆a nada remotamente sensible desde la perspectiva de la seguridad nacional”, indic贸 el denunciante.

La denuncia del “topo”, que se bas贸 en una reconstrucci贸n a partir de los testimonios de m谩s de seis fuentes que ofrecieron relatos “consistentes”, sacudi贸 al tablero pol铆tico de Washington le dio ox铆geno a los dem贸cratas que presionan para avanzar con un juicio pol铆tico contra el presidente. Adem谩s, puso a la defensiva a la Casa Blanca, que, fiel al estilo que imprimi贸 Trump, redobl贸 los ataques contra la oposici贸n, denunci贸 una “caza de brujas” y defendi贸 con u帽as y dientes cada una de las acciones del mandatario.

“驴Un denunciante con informaci贸n de segunda mano? 隆Otra historia de noticias falsas! Vean lo que se dijo en la llamada, sin presiones, muy agradable. 隆Otra caza de brujas!”, dispar贸 Trump, ayer, en Twitter.

Luego, al llegar a la base a茅rea Andrews desde Nueva York, Trump volvi贸 a atacar a los dem贸cratas, y defendi贸 su presidencia y la llamada en una breve declaraci贸n a la prensa.

“Es una desgracia para nuestro pa铆s. Es otra caza de brujas. Aqu铆 vamos de nuevo”, se quej贸. “Es algo terrible para nuestro pa铆s. No pueden hacer ning煤n trabajo. Est谩n congelados, los dem贸cratas. Van a perder las elecciones. Lo saben. Por eso lo est谩n haciendo. Y nunca debe permitirse lo que le pas贸 a este presidente”, continu贸. “Fue una llamada perfecta”, defini贸.

V茅rtigo

En Washington, el esc谩ndalo cobr贸 un inusitado v茅rtigo con los detalles de la denuncia, que profundiz贸 los enfrentamientos pol铆ticos que han consumido a Estados Unidos en una era donde la grieta que divide a dem贸cratas y republicanos parece m谩s ancha que nunca.

La oposici贸n declar贸 que el testimonio del “topo” ofrece una “hoja de ruta” para investigar al presidente, mientras que el oficialismo ningune贸 la ofensiva de los dem贸cratas, y se abroquel贸 detr谩s de Trump.

La denuncia fue difundida antes de que el director nacional interino de Inteligencia, Joseph Maguire, testificara ante el comit茅 de Inteligencia de la C谩mara de Representantes, que dirige el dem贸crata Adam Schiff. Maguire recibi贸 originalmente la denuncia del “topo”.

“Creo que todo lo que hay ac谩 en este asunto no tiene precedente”, dijo Maguire en su testimonio.

Schiff, uno de los legisladores dem贸cratas m谩s poderosos del Congreso, dijo que la denuncia del “topo” era la “forma m谩s consecuente de la tragedia” porque forzaba al Congreso a avanzar con un impeachment contra Trump como un remedio a lo que catalog贸 como un “flagrante abuso de poder”. La denuncia, dijo luego Schiff, ofrec铆a una “hoja de ruta” para una investigaci贸n.

Kevin McCarthy, el congresista republicano de mayor rango, dijo que Schiff “est谩 inventando las cosas sobre la marcha” y lo acus贸 de poner al pa铆s en una “pesadilla”.

Con todo, y aun cuando el juicio pol铆tico contra Trump sea aprobado por los dem贸cratas en la C谩mara baja, las probabilidades de que el presidente sea culpado y destituido en el Senado son muy bajas porque esa decisi贸n requiere el respaldo de, por lo menos, dos tercios de la C谩mara alta, hoy, bajo el control de los republicanos.

Lee m谩s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!