El independentismo se deshincha en el Parlament

Mientras el presidente catalán, Quim Torra, redobla sus exigencias y retos al Estado, la base parlamentaria sobre la que se sostiene su Ejecutivo hace aguas de forma periódica en el Parlament. Hace meses que los independentistas han perdido el control del legislativo autonómico y Junts per Catalunya y ERC no paran de perder votaciones. Ambas formaciones han cosechado más de 50 derrotas desde que los grupos independentistas perdieron la mayoría absoluta el 9 de octubre.

La debilidad parlamentaria del Govern ha provocado que en estos dos meses y medio el Parlament haya tumbado propuestas que giraban alrededor de conceptos centrales de la pol√≠tica de Torra. Entre ellas, textos que reivindicaban el supuesto derecho a la autodeterminaci√≥n de Catalu√Īa. Por otra parte, la oposici√≥n ha aprobado resoluciones que llaman a los partidos secesionistas a abandonar la v√≠a unilateral a la independencia ¬ęde manera definitiva¬Ľ.

Asimismo, la Cámara catalana rechazó en octubre una iniciativa de Junts per Catalunya que pedía reprobar al Rey Felipe VI por su actuación tras el 1-O, aunque en el siguiente pleno sí que aprobó una propuesta de los comuns que reprobaba al Rey y pedía la abolición de la Monarquía. Además, entre las votaciones perdidas por neoconvergentes y republicanos se encuentran varias iniciativas sociales y económicas que han salido adelante en contra del criterio del Govern, como varias demandas que los grupos piden incluir en los Presupuestos de la Generalitat de 2019, informa Ep.

La mayoría de ellas son iniciativas presentadas por otros grupos que han sido aprobadas pese al voto contrario de JpC y ERC, pero en alguna ocasión la oposición ha rechazado propuestas de los dos partidos que apoyan al Govern. Hay dos causas que han originado esta pérdida de votaciones: en primer lugar, la pérdida de la mayoría absoluta independentista por la suspensión de diputados por el Tribunal Supremo, y en segundo, la decisión de la CUP de dejar de apoyar definitivamente al Govern y a los grupos que lo forman.

Discrepancias, errors y distanciamiento

Las discrepancias entre JpCy ERC sobre cómo aplicar la suspensión de diputados suspendidos por el Tribunal Supremo provocó que cuatro diputados de JpC dejaran de votar y, sumado a que Toni Comín (ERC) tampoco vota por su situación procesal en Bélgica, dejó al bloque independentista con 65 votos.

Esto genera un empate con los 65 diputados que tienen los grupos no independentistas y el reglamento de la Cámara establece que, si en una votación se produce un empate, la votación decae, de manera que los independentistas necesitan el apoyo de otros grupos para tirar adelante sus propuestas.

El otro motivo que ha provocado que el independentismo haya comenzado a perder votaciones en el Parlament es que la CUP ha decidido romper definitivamente con el Govern porque considera que está haciendo políticas autonomistas y ha renunciado a hacer efectiva la independencia.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!