El independentismo catalán catapulta las ventas de cava valenciano

Los efectos del boicot a productos catalanes han multiplicado por cinco las ventas de cava valenciano. En 2012, cuando Artur Mas anunció su propósito de convocar una consulta indepedentista, las ocho bodegas de la Denominación de Origen del Cava con sede en la localidad valenciana de Requena vendían 1,5 millones de botellas de espumoso, de acuerdo con los datos oficiales aportados por los productores.

Durante el pasado año esta cifra se disparó hasta los ocho millones y el objetivo de los productores valencianos pasa por continuar creciendo y aumentar la superficie de cultivo en un treinta por ciento.

De hecho, para el presente ejercicio se espera batir un nuevo registro histórico de ventas, cuyo volumen se concretará tras la campaña de Navidad.

El presidente de la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena, Emilio Expósito, recuerda que la producción del cava valenciano «ha crecido de manera exponencial en los últimos años» al superar ya las 3.000 hectáreas. «Esperamos que en poco tiempo esas hectáreas superen las 4.000», según anuncia Expósito, toda vez que «estamos convencidos de que Requena posee unas condiciones climáticas únicas para elaborar grandes cavas».

La Asociación de Elaboradores de Cava de Requena agrupa a las bodegas Chozas Carrascal, Hispano Suizas, Vegalfaro, Dominio de la Vega, Coviñas, Torre Origa, UVE y Pago de Tharsys. Estos días los productores valencianos celebran la feria con la que desde hace seis años dan el pistoletazo de salida a la campaña navideña.

Aunque los productores valencianos son reacios a relacionar el aumento de sus ventas con un boicot que han admitido las propias bodegas catalanas, los datos revelan que la facturación se ha incrementado conforme crecía la tensión política por el proceso soberanista.

Imagen del interior de las bodegas Chozas Carrascal
Imagen del interior de las bodegas Chozas Carrascal – ABC

Al respecto, el secretario autonómico de la Conselleria de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, ensalza «la rápida evolución del cava valenciano». A su juicio, «está haciendo que nos sintamos orgullosos de él. Probablemente tengamos los mejores cavas del mundo porque tenemos unas condiciones climatológicas en Requena ideales para elaborar cava. Hay que consumir cavas valencianos porque hay que ser valencianos para todo».

La Generalitat: «Hay que consumir cavas valencianos porque hay que ser valencianos para todo»

La Asociación de Elaboradores de Cava de Requena defiende que los boicots no son buenos para el conjunto del sector ya que, sostiene, «distorsionan el mercado». Además, apela a la calidad de su producción y a las exportaciones a países como Japón o Estados Unidos para explicar el aumento de las ventas, más allá de factores políticos.

De hecho, pese al crecimiento del cava valenciano, las bodegas catalanas continúan copando la Denomimación de Origen (son el 95 del total) y las ventas (252,51 millones de botellas el pasado año, de las que más de la mitad se dirigieron al mercado exterior).

El sector del cava en España cuenta actualmente con 230 empresas elaboradoras, un 62% de las cuales tienen presencia en los mercados internacionales, así como un total de 6.668 explotaciones vitícolas y 37.706 hectáreas de cultivo inscritas.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!