El imperio mundial de la fruta que nació en Canarias por una tuberculosis

Hace 130 a√Īos, tras unas vacaciones por razones de salud, Edward Wathen Fyffe comenz√≥ a exportar pl√°tanos de Canarias al Reino Unido. Fue una idea que surgi√≥ en las islas. Era la primera vez que ve√≠a pl√°tanos y consider√≥ que el mercado brit√°nico ser√≠a goloso para esta fruta. Fyffes es el nombre del imperio mundial de la fruta.

En G√°ldar, en Sardina del Norte, todav√≠a de aquella √©poca el ¬ęMuelle Fyffes¬Ľ como homenaje a este emprendedor brit√°nico que canaliz√≥ las exportaciones agrarias de la isla. Tambi√©n en Tenerife existe el siniestro recuerdo de la prisi√≥n Fyffes que estuvo funcionado entre 1936 y 1950.

El tratamiento para la tuberculosis no era para Edward Wathen Fyffe sino para su esposa, Stanton Brown, con la que tuvo dos hijas. √Čl, era mero acompa√Īante, ocup√≥ su tiempo libre mientras su esposa se somet√≠a a tratamientos visitando fincas del norte de Gran Canaria. Se qued√≥ perplejo de una cosa: la calidad de la agricultura de las islas Canarias. As√≠ surgi√≥ el imperio mundial de Fyffes. De hacer turismo en las islas.

Calidad

No era nuevo en el negocio agrario. La familia tenía intereses en la teína. Regresó al Reino Unido y convenció a su padre para dejar el comercio con infusiones. A su juicio, el futuro estaba en el plátano. Ahora es el primer proveedor de plátanos de Europa y el cuarto en Estados Unidos.

Unos a√Īos despu√©s, en 1896 la firma se asoci√≥ con Hudson Brothers para ditribuir en el Reino Unido. Fyffe, natural de Liverpool, abandon√≥ la empresa que cotizaba bajo su nombre el a√Īo siguiente, 1897. Una noticia publicada en el ¬ęLondon Gazette¬Ľ muestra que su participaci√≥n en el negocio platanero termin√≥ el 30 de junio de ese ejercicio. Dej√≥ la direcci√≥n pero sigui√≥ pendiente de ella.

En el diario brit√°nico ¬ęInverness Courier¬Ľ, el primer exportador de pl√°tanos de Canarias dec√≠a el 17 de mayo de 1892: ¬ęLa industria del pl√°tano en el Reino Unido es de origen reciente. Una l√≠nea de vapores de Liverpool hace unos seis o siete a√Īos comenz√≥ a llevar pl√°tanos de Canarias en sus viajes de regreso desde la costa oeste de √Āfrica¬Ľ.

Y agregaba: ¬ęAl principio como una especulaci√≥n, pero ahora como una carga m√°s rentable, la demanda de esta fruta rica y deliciosa ha aumentado a pasos agigantados y las importaciones se pueden contar por miles de toneladas, y estas islas Canarias se est√°n transformando en jardines de mercado, y las millas de tierra ahora producen pl√°tanos para nuestros mercados y mesas¬Ľ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!