El hombre que se inventó una vida y que mató a su familia para que no le descubriesen

La Justicia francesa, que debía examinar el martes por la tarde la primera petición de libertad condicional del falso médico Jean-Claude Romand, condenado a perpetuidad por el asesinato de su familia en 1993, ha decidido retrasar la audiencia.

La audiencia del tribunal «ha sido retrasada a una fecha posterior», ha declarado a la prensa Jean-Louis Abad, el abogado de Romand. El caso «ha sido pospuesto porque queda por verificar un punto», ha señalado, sin dar más detalles.

De 64 años, Jean-Claude Romand ha sido apodado «doctor Romand», porque durante más de 15 años se hizo pasar por médico de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante sus familiares y mejores amigos, a pesar de que ni siquiera había terminado la carrera. Fue condenado a perpetuidad en 1996, después de haber asesinado a cinco miembros de su familia, incluidos sus dos hijos pequeños. La brutalidad de la historia y el afán por explicarla han inspirado películas y libros, como «El adversario», de Emmanuel Carrère.

Descrito por los psiquiatras como un «mitómano» enfermo de «una patología narcisita», el falso médico vivía robando a sus familiares.

Cuando la verdad estaba a punto de ser descubierta, Romand mató a sangre fría a su mujer, a su hija de 7 años y a su hijo de 5, y luego a sus padres, el 9 de enero de 1993. Cuando regresó a su casa, incendió el edificio e intentó suicidarse tomando barbitúricos.

Su personalidad exige prudencia ante la petición de libertad condicional: «Si pudo esconder su historia durante todos estos años, no es imposible que para su petición muestre un escenario bello, rosa, teniendo en cuenta lo manipulador que es», según una fuente anónima consultada por AFP.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!