El gran truco: magia e ilusiones desde la otra orilla

El gran truco

Nuestra opinión: buena

Dirección: Martín Romanelli. Elenco: Federico Bordach, Sebastián Ferro, Agustín Hirigoyen, Martín Romanelli, Fabián Principi, Andrés Sparpaglione. Teatro: Paseo La Plaza. Funciones: todos los días, a las 17; y domingos, a las 16.30. Duración: 60 minutos.

La luz va a molestar y la tecnología va a sobrar. Si esta premisa parece simple no lo es para la mayoría de los padres que acompañan a sus pequeños para estas vacaciones. Resulta un gran desafío poder disfrutar sin filmar, sacar fotos ni mirar el celular. Pero para esta propuesta esto es capital. Porque se trata de teatro negro y porque los sentidos tienen que estar disponibles y dispuestos para entrar en la magia. Ejercicio que no debe perderse nunca y que esta obra despierta como pocas.

Pelotitas que vuelan, personajes que saltan y quedan suspendidos en el aire, muñecos animados que se desarman y se vuelven a armar, una gran pelota que se mueve sola, un hombrecito equilibrista que desafía la ley de la gravedad, una caja mágica que contiene mariposas y un sinfín de misterios se desprenden de esta obra de la Kompania Romanelli procedente de Uruguay y que hace quince años que no se presentaba en nuestro país.

Fuente: LA NACION

Todo truco pierde su encanto en el momento en que se entiende su lógica. Por eso aquí es ideal no precisar demasiado. Que son títeres manejados por hombres vestidos de negro que prácticamente se mantienen invisibles a la vista de la platea por un juego de luces es sabido por todos; sin embargo, y ahí está la clave de que la fantasía y las ganas de imaginar son más poderosas que toda la modernidad junta, la magia aparece y entonces por un rato la lógica se suspende y es posible creer que existen seres azules, pequeños, gigantes, payasos no humanos y un circo, este que trae la obra, que es tan particular como real a los ojos. Los más traviesos buscarán encontrar a estos titiriteros que se esconden en la espesura negra del fondo; la mayoría sucumbirá ante el encanto de lo extraordinario.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!