el Gobierno no prohibirá los toros

El Gobierno «no va a suprimir los toros» y las declaraciones de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, abogando por su prohibición, no representan el sentir del Gobierno. Además, las realizó «a título personal». Con estas declaraciones en el Congreso de los Diputados, el ministro de Cultura, José Guirao, intentó calmar ayer el malestar que en el sector taurino han provocado las afirmaciones de la ministra.

La polémica taurina irrumpió ayer en la sesión de control al Gobierno, al interpelar el diputado popular, Íñigo Méndez de Vigo, al titular de Cultura sobre si está de acuerdo con las declaraciones de la ministra «sobre la supresión de los toros».

Guirao quiso quitar hierro a las palabras de Ribera e imponer la calma, al afirmar que «la tauromaquia es una tradición y las tradiciones no se suprimen por decreto, pero también le tengo que decir que no se imponen por decreto». El ministro fue más allá y quiso dejar claro que «la supresión de algo que está regulado se hace aquí, en las Cortes Generales, y es a propuesta de los grupos parlamentarios o del Gobierno. No nos consta, en ningún caso, y no está en nuestras previsiones, traer eso aquí».

Con anterioridad a esta afirmación, justificó las palabras de la ministra, ya que, a su juicio, «las declaraciones que hizo sobre los toros, fueron a título personal, y dejó muy claro que su ministerio no tiene competencias sobre tauromaquia y que, en ningún caso, estaba hablando en nombre del Gobierno». En este sentido se preguntó si «nos hemos vueltos tan intolerantes, tan incapaces de contextualizar las cosas, que no podemos discernir entre opiniones personales y proyectos del Gobierno».

Finalmente, pidió respeto para la opinión «que tienen los antitaurinos en defensa de los animales. ¿Por qué en el ADN de la derecha está imponer que algo tiene que ser asumido por todo el mundo como una tradición?»

Por su parte, Méndez de Vigo, en su interpelación inicial, afirmó no entender «qué hay en el ADN de la izquierda para que nos diga al resto de los españoles lo que tenemos qué hacer y lo que no». Asimismo, afeó a la ministra que dijera que los que cazan lo hacen porque «les gusta ver sufrir a los animales» y recordó que «a nadie le ponen una pistola para ir a los toros, para ir a una montería. Los españoles que quieran ir, que vayan, y aquellos que no quieran, que no vayan».

Ábalos y los «casposos»

El exministro de Cultura recriminó también a Ábalos que llamara «casposos a los cazadores y a los taurinos; no sé por qué los menosprecian. No dejando a la gente hacer lo que quiera dentro del respeto a las leyes, dan un mal ejemplo a todos los españoles. ¿Y sabe lo que va a pasar si siguen ustedes menospreciando a la gente? Que los españoles van a hacer lo que han hecho los andaluces: les van a enseñar la puerta de salida y van a mandar a un Gobierno que menosprecia a los españoles allí donde deben ustedes estar, que es en su casa».

El sector salió ayer a defender la tauromaquia, reclamando que no se politice. Así, el ganadero Borja Domecq, de Jandilla, manifestó a ABC que «comparte la posición de respeto de José Guirao, pero su Ministerio, y como ministro, tiene la obligación de defender y promover la tauromaquia, patrimonio cultural». El presidente de la Fundación del Toro, Victorino Martín, rechaza el uso político de la Fiesta: «Lo están intentando, pero esto no es patrimonio de ningún partido; es una expresión del pueblo español». Y recalcó: «La tauromaquia ha igualado a las personas y nosotros pedimos que no la politicen». En esa línea, Carlos Núñez, presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, pidió que no se use como arma arrojadiza, pero también indicó que «no son ajenos al torrente de ataques desde algunos partidos». «No somos tontos y sabemos cómo soplan las velas», dijo, mientras exigía a los políticos que «no se pongan de perfil».

Reunión con casado

El ganadero Carlos Núñez es consciente de que el debate sobre los toros se ha puesto de moda tras el resultado electoral en Andalucía. «Evidentemente, todos sabemos que el viento ha cambiado…» Y contó anécdotas reveladoras: «Antes éramos nosotros los que llamábamos a los partidos y ahora, en cuestión de dos semanas, han sido ellos quienes han llamado para vernos. El otro día, por ejemplo, tuvimos un intercambio de impresiones muy positivo con el líder del Partido Popular, Pablo Casado».

También, según ha podido saber ABC, los ganaderos han solicitado una reunión con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, una cita que se les ha denegado, «pero sí ha recibido a otro tipo de asociaciones». Y eso que el planeta taurino es uno de los más ecológicos… Desde el mundo del toro -que tiene en proyecto crear un lobby con los sectores de la caza, pesca y agricultura- critican el «ejercicio de irresponsabilidad» de Ribera por sus declaraciones contra la tauromaquia y la caza. «El mundo rural está muy desprotegido», sostienen.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!