El Gobierno frustra el plan de los independentistas para que la señal de TV3 vuelva a Valencia

El Gobierno de Pedro Sánchez no facilitará las emisiones de la televisión pública catalana TV3 en la Comunidad Valenciana, cuya señal dejó de llegar por la TDT hace casi ocho años. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se había marcado el reto de lograr la reciprocidad de las emisiones entre la televisión pública À Punt -que comenzó sus emisiones el pasado verano- y TV3.

Así lo había acordado en mayo de 2016 con el que fuera su homólogo catalán y en la actualidad fugado, Carles Puigdemont, y el pacto incluía también la balear IB3 en aras a crear un «espacio único comunicativo en catalán».

La hoja de ruta pasaba porque TV3 compartiera un múltiplex en la TDT con la nueva televisión valenciana, que debía ser adjudicado por el Ministerio de Industria. Sin embargo, el Ejecutivo de Pedro Sánchez no está por la labor, según consta en una respuesta parlamentaria fechada el pasado 27 de diciembre a una pregunta del senador de Compromís Carles Mulet, en la que solicitaba información sobre las medidas que tenía previstas el Gobierno para «permitir en el Pais Valenciá las emisiones de TV3 y Catalunya Ràdio».

Ximo Puig ha sido un firme defensor del regreso de las emisiones de la televisión catalana

Compromís y el PSPV-PSOE, los partidos que gobiernan en la Comunidad Valenciana, son dos firmes defensores del retorno de las emisiones de TV3, al igual que Acció Cultural del País Valencià, una entidad asociada con los separasitas de Òmnium Cultural, con los que «trabaja por un futuro compartido para los países catalanes».

En su respuesta, el Gobierno explica que «existen limitaciones técnicas relevantes sobre esta materia». No obstante, recalca, «dentro de la planificación del espectro radioeléctrico recogida en el vigente Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre y en el futuro Plan consecuencia del proceso de liberación del segundo dividendo, las Comunidades Autónomas tienen un amplio margen de actuación a la hora de determinar cómo son explotados los canales de ámbito autonómico, de acuerdo con lo señalado en la Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual».

Imagen de la reunión de mayo de hace dos años entre Puigdemont y Puig
Imagen de la reunión de mayo de hace dos años entre Puigdemont y Puig – INÉS BAUCELLS

Así, el Ejecutivo deja en manos de la Comunidad Valenciana y Cataluña la solución -y el coste económico- para la reciprocidad de las emisiones. De hecho, el pasado mes de junio, la ministra de Economía, Nadia Calviño, explicó ante una interpelación del parlamentario de ERC Bernat Picornell que no se va a añadir ningún múltiplex, al argumentar la actual «saturación del espacio radioeléctrico».

La ministra recordó que la ley permite a las comunidades autónomas alcanzar acuerdos para la reciprocidad de sus televisiones y radios públicas. Para ello, disponen de un múltiplex con cuatro canales que pueden utilizar conforme deseen. El Ejecutivo central no gastará ni un euro para facilitar la llegada de las emsiones de TV3 a la Comunidad Valenciana ni de la recién estrenada À Punt a Cataluña.

Al respecto, recuerda que «las Comunidades Autónomas pueden decidir, sin mediar actuación por parte del Estado, cuáles de sus canales autonómicos serán explotados en gestión directa y, una vez aprobado el convenio pertinente, de acuerdo con lo previsto en el artículo 40.3 de la citada Ley 7/2010, de 31 de marzo, destinarlos a la emisión de canales públicos de otras Comunidades Autónomas con afinidades lingüísticas y culturales».

Ximo Puig ha sido un firme defensor del regreso de las emisiones de la televisión catalana (que en la actualidad solo se puede sintonizar a través de plataformas de pago) con el objetivo de crear un «ecosistema de medios fuerte». TV3 llegó a ofrecerse a producir parte de la programación para la Comunidad Valenciana, pero el Consell de Puig no contempló esta posibilidad.

Las alternativas del Gobierno

En su respuesta parlamentaria de la pasada semana, el Gobierno subraya que «es importante tener en cuenta que existen otras plataformas que pueden utilizarse para la difusión de contenidos audiovisuales – plataformas de cable o satélite, o la radio o TV por internet-, que no están sujetas a las limitaciones de las emisiones que hacen uso del espectro radioeléctrico y que, de hecho, ya permiten seguir las emisiones de cualquier canal autonómico de radio o televisión en cualquier rincón de la geografía nacional».

De hecho, a pesar de no emitir por la TDT convencional desde febrero de 2011, la televisión pública catalana no se ha «olvidado» de la Comunidad Valenciana durante estos años. Desde el inicio de sus emisiones emplea el término no oficial de «País Valencià» para referirse a sus vecinos del sur en lugar de la denominación que establece el Estatuto de Autonomía.

En la información meteorológica, TV3 diferencia a la Comunidad Valenciana del resto de España y, además, la incluye junto a Baleares y Cataluña en un mapa que trata de recrear los supuestos «países catalanes». Una terminología extendida en el conjunto de la programación de la televisión pública catalana.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!