El Gobierno estudia reformar el Código Penal para «vigilar» los movimientos de los expresos peligrosos

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha anunciado que el Ejecutivo está «pensando» en reformar el artículo 106 del Código Penal para reforzar las medidas de seguridad a presos condenados por delitos peligrosos que ya han cumplido la condena y se encuentran en libertad.

«Hay que dotar de más seguridad cuando hablamos de personas que han cometido gravísimos delitos y siguen siendo peligrosos después del cumplimiento de las penas, son delitos tan graves que tienen difícil reeducación y reinserción», ha explicado Calvo en los pasillos del Congreso. Además, la vicepresidenta ha negado la efectividad de la prisión permamente revisable y ha considerado que «que desgraciadamente no ha podido evitar» el asesinato de Laura Luelmo.

Por ello, desde el Gobierno se plantean ahora otorgar más garantías de vigilancia sobre estas personas mediante el citado punto del Código Penal porque «nadie se ha encargado de hacerlo más efectivo y útil, y encontrar mecanismos para que tengan una libertad controlada y saber cuáles son sus movimientos».

Calvo ha matizado las palabras que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado durante el Pleno y ha recordado que los socialistas ya están trabajando en reformar el código penal para que «defina y tipifique mejor» los delitos relacionados con la libertad sexual de las mujeres y de los menores. «Tiene que haber una deficinión clara de lo que es violación y agresión, y por otro lado un agravamiento a las penas», ha aseverado.

Por otro lado, la vicepresidenta ha insistido en que «es inexplicable que un cargo público como el señor Casado utilice el dolor del asesinato para una intervención política».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!