El Gobierno dice que llega sin el desembolso, pero la oposición duda

Fuente: AFP РCr̩dito: MANDEL NGAN

Para los economistas, el atraso de los US$5400 millones forzaría a apelar a reservas o a la Anses

El Gobierno asegura que “llegará bien a cubrir la caja” al 31 de diciembre próximo aun si el Fondo Monetario Internacional ( FMI) no envía el desembolso de US$5400 millones. Pero economistas de la oposición y de estudios privados estiman que en ese caso, el bache fiscal de $260.000 millones se deberá cubrir “raspando las ollas”.

Las “ollas” son el uso de dólares remanentes de anteriores desembolsos del FMI; de reservas del Banco Central, y de préstamos de la Anses y del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS).

Tampoco habría que descartar la emisión monetaria o la postergación de pagos del sector público para 2020 de gastos autorizados (devengados) en 2019.

Los voceros del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, señalaron que “se llegará bien a cubrir la caja al 31 de diciembre, con o sin desembolso”. El FMI dejó entrever esta semana en Washington ante Macri y Lacunza que la llegada de US$5400 millones deberá esperar hasta después de las elecciones del 27 de octubre próximo y bajo un acuerdo estricto entre el Fondo y el presidente electo.

Fuente: Archivo – Crédito: Fabián Marelli

Las necesidades fiscales para cerrar 2019 rondan los $260.000 millones (US$4400 millones): se descompone en $111.000 millones por déficit primario y 150.000 millones (US$2500 millones) para cubrir el faltante por vencimientos de capital e intereses de la deuda hasta diciembre.

Cerca de Lacunza desestiman la preocupación si no hay desembolso. “Con los números nuestros en base a las medidas financieras, el reperfilamiento de la deuda y las medidas de control cambiario, con algún financiamiento intrasector público vamos a llegar a diciembre”, dijo a LA NACION una fuente de Hacienda. “Si llega el desembolso después de las elecciones, que hay una chance importante, mejor para el próximo mandato, sea Macri o cualquiera”, agregó.

Por su parte, Alberto Fernández no quiso adelantar su opinión. Un allegado deslizó el uso de reservas: “Al paso que vamos, en diciembre quedarán US$2500 millones de reservas de libre disponibilidad en el Banco Central”. Hoy rondan los US$10.000 millones.

Lavagna quiere el desembolso y que se utilice en la recompra de bonos en dólares para despejar el futuro mandato. Su hijo diputado y economista Marco Lavagna dijo que “la situación los puede llevar a la tentación de usar las reservas y la maquinita o hacer algo con los organismos públicos, como la Anses o el FGS, por ejemplo”. Además, consignó: “El Bonar 20 y 24 tiene cupones de intereses que podrían canjear, para tener un poco de aire, pero creo que el desembolso va a estar poselecciones”, dijo.

Para el economista Marcelo Elizondo, “lo más probable es que posterguen pagos del sector público, obras públicas, proveedores, vencimientos. Todavía se puede vender una parte de reservas, hay incluso unos US$7000 millones de reservas de desembolsos del FMI anterior y de esa manera se llegará, pero dejará problemas para 2020”.

Su par Agustín Monteverde apostó a “una mezcla de todo esto: manotear lo que puedan de la Anses, dejar de pagar a proveedores, estrechar el cepo y usar fondos no utilizables del Banco Central. La situación es extremadamente precaria. Y una posible disparada del dólar licuaría parte del problema”.

El candidato presidencial y economista José Luis Espert dijo que “el acuerdo con el Fondo en los hechos está en stand-by, irán a buscar a los bancos para que les compren más bonos, más deuda, y podríamos tener algo más de emisión”.

El economista Hernán Hirsch dijo que “es probable que terminen recurriendo a financiamiento del BCRA”, y su par Diego Giacomini señaló: “Maquinita, en diciembre hay expansión de base monetaria del 20%”. Fausto Spotorno coincidió en que “se va a financiar con reservas, emisión y alguna renovación de deuda de organismos como la Anses”. Su colega María Castiglioni dijo que “el déficit primario se puede cubrir con pesos del préstamo original del FMI” y que por la deuda en dólares “podrán recurrir a las otras alternativas”. Aldo Abram dijo que “algunos piensan que saldrán del Banco Central” y advirtió que “tampoco sería conveniente que emitiera, algo preocupante”.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!