El Gobierno de Carmena abandona durante cuatro años «la pista de los esguinces»

El estado de las pistas de atletismo del centro municipal Santa Ana, en Fuencarral, es deplorable. No es algo nuevo. Desde hace tres años, el Ayuntamiento ha abandonado esta instalación de gestión indirecta. La Agrupación Deportiva Sprint, con 450 atletas –más de 300 son niños–, lleva todo ese tiempo solicitando, y suplicando, a la Junta de Distrito que dirige Guillermo Zapata que la repare, pero hasta ahora ha hecho oídos sordos con prórrogas continuadas para el inicio de las obras.

El tartán está levantado por unos tramos, por otros está roto dejando al descubierto el cemento; en la salida de la curva 200 y 300 la pista está hundida entre 15 y 20 centímetros; en la línea de meta hay un sobresalto… Cada día de entrenamiento y competición, los atletas se juegan su integridad física a golpe de lesiones en este peligroso terreno de titularidad municipal.

El tartán se puede levantar con las manos
El tartán se puede levantar con las manos – ABC

Hasta ahora no ha habido que lamentar ningún incidente grave, apunta Javier Ramírez, presidente de la A. D. Sprint, pero sí pequeños sustos con esguinces, afecciones al músculo isquiotibial o resbalones porque el tartán estaba suelto o se movía. «Los atletas de velocidad compiten y entrenan con zapatillas de clavos. El riesgo que corren cuando pisan los tramos de cemento es muy grande», manifiesta Ramírez. Explica que sus atletas ya están acostumbrados a no pasar por la calle uno por el peligro de partirse el pie, pero la amenaza ya se extiende a todas las calles, ya parcheadas. Ahora entrenan dando vueltas a la piscina de verano, pero por la noche no tienen iluminación para correr.

Hay tramos donde asoma el cemento y supone un gran riesgo para los atletas
Hay tramos donde asoma el cemento y supone un gran riesgo para los atletas – ABC

El responsable del A.D. Sprint relata el periplo para que el Ayuntamiento de la capital atendiera a este club, cuyo equipo femenino compite en Primera División. Tras varios escritos con imágenes adjuntas del estado de las pistas (como las que aparecen sobre estas páginas), fue a principios de este año cuando el propio Zapata comenzó a mostrar interés por arreglarlo. «Nos dijo que era una de sus prioridades», apunta Ramírez.

Moviendo las obras

En abril tuvieron que volver a reunirse con él y les dijo que estaba buscando de dónde sacar el dinero, pero les prometió que se iba a hacer. En mayo les garantizó que se había aprobado el presupuesto y les indicó que la obra comenzaría a mediados de agosto. «Le expresamos que era tarde porque la escuela funciona de septiembre a junio. Dijeron que intentarían acelerarlo», narra. Pero el mes pasado no se iniciaron los trabajos y tampoco en septiembre.

El club se puso en contacto con Ciudadanos para que hicieran presión con el Ayuntamiento y el pasado lunes colocaron unas vallas en los socavones. Pero nadie ha comenzado a trabajar allí. «La situación en la que se encuentra la pista de atletismo demuestra la dejadez de este gobierno con lo que tiene que ver con el deporte», recrimina la concejal de Cs Sofía Miranda. Hace alusión a las palabras de Carmena en la pasada comisión, donde se «vanagloriaba de que gracias a ella “se podía correr porque antes no se podía”. Pues bien, tenemos una concejal de deportes y una alcaldesa que no conoce la situación real del deporte en nuestra ciudad», reprende.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!