El Gobierno celebró un fallo de la ONU que refuerza el reclamo sobre Malvinas

El organismo internacional instó al Reino Unido a poner fin a la colonización del archipiélago de Chagos

El Gobierno celebró la decisión la Corte Internacional de Justicia, máxima autoridad judicial de la ONU, que instó al Reino Unido a poner fin a la colonización del archipiélago de Chagos, un histórico reclamo de las islas Mauricio. Es que el fallo es un golpe al colonialismo en general y refuerza la posición jurídica de la Argentina en el reclamo por la soberanía de las islas Malvinas.

La opinión consultiva que hoy dio a conocer el tribunal le exige al Reino Unido a poner fin a la colonización del archipiélago de Chagos de manera inmediata y sin condiciones. Además, deslegitima el argumento de la autodeterminación de los pueblos.

“Es un hecho importante que debemos darle la atención que corresponde por la similitud con el reclamo argentino por Malvinas. Es que se trata, en el caso del archipiélago de Chagos, como en el de Malvinas, de una situación de desmembramiento territorial donde la población que se encontraba en las islas fue trasladada contra su voluntad, en este caso al territorio continental argentino, en 1833”, describió el canciller Jorge Faurie .

El ministro de la Relaciones Exteriores, en conferencia de prensa, sostuvo que la Argentina siempre planteó que “el proceso de descolonización, iniciado al amparo de las previsiones de Naciones Unidas, tenía el argumento de volver a recuperar la integridad territorial de la Argentina, no siendo aplicable en este caso el principio de autodeterminación”.

En la resolución, la Corte señaló que son la Asamblea General y el comité de Descolonización -que también trata la cuestión de las Islas Malvinas-, los que deberán decidir y supervisar las modalidades por las cuales se debe descolonizar un territorio no autónomo. También le quitó valor al referéndum, que se celebró en las Islas Malvinas en el 2013, donde los habitantes votaron a favor (1513 habitantes, el 99,8% del total) de mantener su estatus político como territorio del Reino Unido de ultramar.

Según la Corte, debe ser la Asamblea General quien monitorea los procesos de consulta popular en casos de descolonización.

“Tiene una enorme validez para la reclamación argentina”, remarcó Faurie. Y agregó: “Los argumentos expuestos en la opinión consultiva son de gran relevancia para nuestro país porque ratifican por un lado el rol que le corresponde a las Naciones Unidas, a la Asamblea General, al Comité de Descolonización, y el argumento de que el desmembramiento territorial no es aceptable en el proceso de descolonización ni tampoco el principio de autoderminación cuando quien es consultado no son los pueblos que corresponden al lugar donde se lleva adelante este referendo”.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!