El Gobierno aragonés ofrece créditos subvencionados a los afectados por el pedrisco

El Gobierno aragonés abrirá una línea de créditos subvencionados a los que podrán acogerse los agricultores que han resultado afectados por la tormenta de pedrisco que ha arruinado las cosechas en los valles del Ribota y del Manubles, en la comarca de Calatayud.

La medida ha sido anunciada por la Consejería de Agricultura del Ejecutivo autónomo y será complementaria a las indemnizaciones que los afectados recibirán de los seguros agrarios que tengan contratados. Las peritaciones están en marcha, después de esa devastadora tormenta de granizo que el pasado lunes arrasó las cosechas de frutal y de viñedo en esta zona de la comarca bilbilitana.

A falta de las peritaciones definitivas, tanto agricultores como alcaldes de la zona han subrayado que las pérdidas son multimillonarias, muy cuantiosas, no solo porque se ha perdido la práctica totalidad de la producción agraria en los muncipios más afectados, sino porque el pedrisco también ha dañado los árboles y las cepas, lo que es de prever que perjudique también la cosecha del próximo año.

Representantes políticos comarcales y municipales de la zona afectada se han reunido con el consejero aragonés de Agricultura, Joaquín Olona, para exponerle la situación y recabar ayudas. Tras ese encuentro, Olona ha anunciado que el Ejecutivo autónomo va a intervenir con la única medida de apoyo directo que, según ha dicho, tiene en su mano la Administración autonómica y que consiste en habilitar créditos subvencionados.

Según el consejero, los agricultores damnificados podrán solicitar préstamos para obtener liquidez a coste cero, ya que el Gobierno aragonés costeará los intereses de esos créditos.

La zona más afectada por la tormenta de pedrisco fue la comprendida por los términos muncipales de Villalengua, Moros, Cervera de la Cañada y Aniñón, si bien las trombas de agua y pedrisco que descargaron el lunes también dejaron afecciones significativas en otros puntos de las comarcas de Calatayud y del Aranda. En Illueca, por ejemplo, el Ayuntamiento ha estimado en dos millones de euros las pérdidas causados por esa tormenta en la localidad, cifra en la que se incluyen los daños causados por el pedrisco en alrededor de 700 vehículos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!