El gabinete de ministros de Pedro Sánchez, el más caótico de la democracia

Pedro Sánchez está dispuesto a no dejar caer de la cuerda floja donde se mantiene a duras penas su ministra de Justicia, Dolores Delgado. El presidente del Gobierno se resiste a una nueva salida de su gabinete, que sería la tercera en menos de tres meses, en el que ya es el Ejecutivo más inestable de la democracia española.

La posición de Delgado está en entredicho por las rectificaciones, excusas y desmentidos, en persona o a través de comunicados del Ministerio, para disculpar su relación con el excomisario José Villarejo, ahora en prisión, acreditadas en grabaciones. En ellas lanza calificativos homófobos hacia Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, además de verter comentarios misóginos a pesar de integrar un «Gobierno feminista». Partido Popular y Ciudadanos exigen su salida; Podemos y ERC, socios de investidura del PSOE, también.

El PP apunta que Pedro Sánchez está «utilizando» a la ministra de Justicia, sujetándola para no precipitar la caída de todo el Gobierno. «Se lo digo con respeto, a usted la están utilizando para intentar sostener a un gobierno que nació mal. Le están haciendo un daño enorme utilizando para sujetar al Gobierno», dijo a Delgado la diputada popular María Jesús Bonilla este miércoles en el Congreso.

Dolores Delgado podría ser la tercera ministra en abandonar el gabinete cuando ni siquiera se han cumplido tres meses. El exministro de Cultura Màxim Huerta se convirtió en el más breve de la democracia, apenas seis días en el cargo. Dimitió después de publicarse una sentencia por fraude fiscal. Cuatro días antes de cumplir los cien en el Gobierno, Sánchez dejó caer a su ministra de Sanidad, Carmen Montón, tras el escándalo por supuestas irregularidades en la obtención de un máster en la Universidad Rey Juan Carlos. Dos dimisiones en 96 días, y una tercera en el alambre en menos de 120 días.

Aznar, González y Rajoy, los más estables

Ningún presidente del Gobierno en España desde la transición había tenido una crisis de gabinete en tan poco tiempo. El precedente más temprano fue Leopoldo Calvo-Sotelo, con un primer cambio de ministro a los seis meses, 187 días exactamente. Antes de cumplir el año cambió tres más.

Adolfo Suárez aguantó ocho meses (241 días) antes de hacer su primera crisis de Gobierno. Fue una remodelación de seis ministerios. José Luis Rodríguez Zapatero sostuvo a su primer gabinete hasta casi cumplir los dos años en el Gobierno, 719 días, antes de hacer sus dos primeros cambios. Mariano Rajoy aguantó su primer gabinete dos años y tres meses (858 días) antes de la primera salida de un ministro. Fue Miguel Arias Salgado rumbo a la Comisión Europea.

Felipe González y José María Aznar fueron los presidentes que más tiempo aguantaron su primer gabinete. González lo sostuvo dos años y medio (945 días) antes de la remodelación de cinco ministerios. Aznar aguantó casi dos meses más (988 días) antes de sustituir a dos ministros.

Tanto Rajoy como González llegaron a La Moncloa por primera vez con mayoría absoluta. No así Aznar, el presidente que más tiempo aguantó a su primer gabinete, aunque contaba con mayoría en el Congreso. Sánchez, el jefe del Ejecutivo más débil de la democracia, sostiene a su Gobierno con 84 diputados en la Cámara Baja con el objetivo de mantenerse hasta 2020 sin convocar elecciones.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!