El exjugador de críquet Imran Khan, elegido nuevo primer ministro de Pakistán

JerusalénActualizado:

Imran Khan fue nombrado primer ministro tras lograr el apoyo de 176 de los 342 diputados que forman la C√°mara baja en Pakist√°n y hoy jura su cargo ante el presidente del pa√≠s, Mamnoon Hussain. La victoria en las elecciones del 25 de julio no le dieron la mayor√≠a absoluta, por lo que en las √ļltimas semanas el l√≠der del Pakistan Tehreek-i-Insaf (PTI), el Movimiento por la Justicia, necesitaba el respaldo de otras formaciones y diputados independientes diputados y lo logr√≥. El anuncio del resultado final de la votaci√≥n del presidente del Parlamento, Asad Qaiser, lleg√≥ entre los gritos de ¬ęladr√≥n, ladr√≥n Khan¬Ľ que le dedicaron los diputados de la oposici√≥n. Esta victoria pone punto y final a d√©cadas de control por parte de las dos grandes formaciones pol√≠ticas del pa√≠s: la Liga Musulmana de Pakist√°n (PML-N), vinculada a la familia Sharif, y el Partido del Pueblo de Pakist√°n (PPP), de los Bhutto.

Sus primeras palabras tras ganar las elecciones las dedic√≥ a repetir las promesas formuladas durante la campa√Īa sobre su intenci√≥n de lograr ¬ęun nuevo Pakist√°n¬Ľ y de luchar ¬ęcontra la corrupci√≥n y la pobreza¬Ľ. Khan record√≥ a la C√°mara que ¬ęllevo 22 a√Īos luchando para llegar a este lugar, solo un l√≠der luch√≥ m√°s que yo y ese es mi h√©roe Jinnah¬Ľ, en alusi√≥n a Muhammad Ali Jinnah, el pol√≠tico que fund√≥ el pa√≠s en 1947. El l√≠der del PTI dej√≥ claro que su misi√≥n es ¬ęhacer de Pakist√°n un estado del bienestar isl√°mico, con humanidad y justicia¬Ľ. Otras de sus promesas son crear millones de puestos de trabajo y consolidar un sistema educativo y sanitario p√ļblico de primer nivel mundial.

El excapit√°n de la selecci√≥n nacional de cr√≠quet, de 65 a√Īos, llega al poder despu√©s de que su partido haya pasado de obtener un solo esca√Īo en sus primeras elecciones en 2002, a lograr la victoria en los √ļltimos comicios del mes pasado, marcados por las denuncias de corrupci√≥n y de injerencias del Ej√©rcito a favor del PTI. A lo largo de estas dos d√©cadas Khan ha ido cambiando poco a poco de imagen para pasar de ser una especie de play-boy habitual de las revistas del coraz√≥n a un pol√≠tico de aire conservador y marcado discurso populista, lo que le ha servido para ganarse el sobrenombre de ¬ęTrump paquistan√≠¬Ľ en algunos medios locales.

Este pa√≠s de m√°s de 200 millones de personas, con una tasa de analfabetismo superior al 40 por ciento, recuerda al joven Khan que capitane√≥ a la selecci√≥n nacional en la Copa de Mundo de 1992 que Pakist√°n gan√≥ a Inglaterra. Es el √ļnico t√≠tulo mundial de un pa√≠s donde el cr√≠quet es religi√≥n y que ahora pone su destino en manos de quien fuera el gran h√©roe nacional en los terrenos de juego.

El portavoz de su partido, Fawad Chaudhry, se√Īal√≥ que ‚Äúse ha producido un cambio generacional, han cambiado las prioridades. La vieja pol√≠tica es sin√≥nimo de corrupci√≥n e incompetencia. Esperemos que podamos acabar esta nueva era‚ÄĚ. El PTI, como todos los partidos en Pakist√°n, no olvida el historial de continuos golpes militares que ha sufrido el pa√≠s desde su nacimiento. Nadie espera grandes milagros en un pa√≠s azotado por el terror de los grupos yihadistas y sumido en una profunda crisis econ√≥mica, que podr√≠a obligar a Khan a pedir un rescate al Fondo Monetario Internacional, pero la llegada de un rostro nuevo a la primera l√≠nea pol√≠tica al menos ha despertado cierta esperanza en un sector de la poblaci√≥n.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!