El exgerente del Hospital de Burgos culpa a Cs del cese porque quieren «gente cercana»

PEDRO SEDANO

El ex gerente del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso considera que su reciente cese al frente de este complejo sanitario es «legítimo pero mal ejecutado». En su opinión, la consejera de Sanidad, Verónica Casado y el Gerente Regional de Salud, Manuel Mitadiel (ambos designados por Ciudadanos) deberían haber planteado un «relevo ordenado» en la gerencia y respetar sus 23 años como gerente hospitalario, en lugar de comunicarle por teléfono su «cese fulminante». Para el exgerente, las explicaciones que se han dado hasta ahora, argumentando cambios organizativos, son «balbuceos que nadie cree». Reconoció que ya sospechaba que podrían destituirle, porque Ciudadanos al hacerse cargo de la Consejería de Sanidad tiene un plan para cubrir los altos cargos «con gente cercana». Sin embargo, la forma precipitada en que se ha desarrollado todo le hace sospechar que lo que han intentado es «distraer la atención de los graves problemas que tienen en la comunidad con un cese que sabían que sería llamativo».

Precisamente, el nuevo gerente del HUBU, José María Romo Gil, afirmó ayer que asume este nuevo cargo con «cierto vértigo en el sentido de querer satisfacer la confianza depositada», así como buscando ganarse la confianza de los profesionales a base de «trabajo, dedicación y buena actitud». Romo celebró en el hospital su primer acto como gerente, acompañado por el responsable de Sacyl, Manuel Mitadiel, aunque no estuvieron presentes los jefes de servicio, informa Ical.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!