El emotivo regreso de Michael Bublé después de la grave enfermedad de su hijo

Hace exactamente un año, Michael Bublé anunció que se retiraba de los escenarios, sin aclarar del todo si volvería algún día. «Me retiro del negocio. Acabo de hacer un disco perfecto y ahora puedo retirarme en la cima», dijo el artista, que decidió volcarse con el cuidado de uno de sus hijos, enfermo de cáncer. «Mi visión del mundo ha cambiado totalmente en estos últimos años. Quiero pasar todo mi tiempo con mi familia. He aprendido a cuantificar todo el amor y humanidad que existe en el mundo gracias a los mensajes de apoyo», se despedía el «crooner» canadiense.

Sin embargo, sus mánager se apresuraron a matizar las palabras de Bublé, que después explicó que había hecho esas declaraciones por el dolor que vivió tras conocer el diagnóstico de su hijo. Así, su último disco, «Love», ha tenido finalmente su correspondiente gira, que este fin de semana llega a Madrid y Barcelona.

El álbum, producido por David Foster y el propio Bublé, recopila los mejores clásicos románticos del cancionero americano como «When I Fall In Love», popularizada en los años cincuenta por Doris Day y más tarde por Nat King Cole; «My Funny Valentine» y «Where or When», de Richard Rodgers y Lorenz Hart; «I Only Have Eyes For You» de Harry Warren y Al Dubin; «La Vie En Rose» de Édith Piaf, y otros temas de jazz, además de otras dos piezas compuestas expresamente para el disco, «Love You Anymore», de Charlie Puth, y «Forever Now», firmada por Bublé.

Tras publicar el álbum, la vida le dio otra sorpresa, esta vez agradable: se le otorgĂł una estrella en el cĂ©lebre Paseo de la Fama de Hollywood, la nĂşmero 2.650 para ser exactos. Entre lágrimas, el artista dio las gracias a su familia y a su mujer por el reconocimiento: «Mi esposa… No hay nada realmente que pueda decir que pueda expresar lo que siento por ella y por lo que hemos pasado. Es mi heroĂ­na».

Una gira de tĂ­tulo irĂłnico

Durante los días en que nadie sabía a ciencia cierta si volvería a los escenarios o no, varios tabloides británicos se lanzaron a especular con el estado de salud de su hijo, cosa que evidentemente irritó muchísimo a Bublé. «He decidido que nunca volveré a leer mi nombre en la prensa, nunca leeré una reseña, nunca volveré a usar las redes sociales. Ya no tengo estómago para eso, para el narcisismo de la celebridad», aseguró el cantante.

Hasta ahora ha cumplido su palabra pero, además, ha querido enviar un mensaje a ese sector de la prensa sin escrúpulos, escogiendo un nombre muy peculiar para su gira: «Don’t Believe the Rumors» («No creáis los rumores»).

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!