el «electoralismo infantil» de Sánchez impide cumplir los requisitos de consolidación fiscal

Alberto Núñez Feijóo ha valorado a la gallega el anuncio de que el Gobierno dispone ya de luz verde de la Abogacía del Estado para abonar las entregas a cuenta a las comunidades autónomas: «Un opitmista diría que nos pagaron la mitad, y un pesimista diría que nos deben la otra mitad», ha señalado tras el Consello semanal de la Xunta, donde una vez más ha recordado que la deuda total contraída por el Estado con Galicia suma 700 millones de euros; seguirian faltando 370 millones una vez se paguen los 330 de las entregas a cuenta.

«La asfixia financiera se mantiene (…) Seguimos en una situación de emergencia», ha apostillado. Para Feijóo, el Gobierno demuestra que ha engañado durante todos estos meses a las autonomías, y ha advertido: «Anticipo que si no somos capaces de convencer al Gobierno de que pague la parte que le corresponde, ninguna comunidad autónoma podrá cumplir los requisitos de consolidación fiscal. Ninguna».

El presidente de la Xunta ha llamado a sacar la financiación autonómica del debate político frente al «electoralismo infantil» que ha imputado a Pedro Sánchez, y ha trasladado que espera que el presidente del Gobierno, del que ha insistido una vez más que no entiende quién lo asesora para generar esta «tensión», acabe pagando en tiempo el «cien por cien» de lo que se debe, pues «si no, las malas noticias continuarán».

En su comparecencia ante los medios, ha censurado que el Gobierno, hasta nuevo aviso, se apropie de una mensualidad del IVA que corresponde a las autonomías, y preguntado al respecto, ha mantenido la postura de que no se descarta acudir a los tribunales, como anunció Cataluña que haría, si bien la posición de la Xunta pasa y ha pasado siempre por agotar los cauces políticos y no recurrir a vías más lentas y farragosas.

El titular de la Xunta ha precisado que se solicitó una línea de crédito de 530 millones, y que cuando se reciban los 330 de las entregas a cuenta se aliviará es carga, pero en todo caso seguirá abierta y persistirá la incertidumbre ante el desenlace de las elecciones del 10-N. Sincero, ha reconocido que la prioridad cuando se abone la partida finalmente desbloqueada pasará por pagar las nóminas de los funcionarios y los medicamentos. «Con eso… Pagando eso ya estamos en déficit», ha advetido tras encogerse de hombros en un gesto de cierta resignación.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!