El dos por ciento del alumnado es sancionado por mala conducta

Valladolid Guardar

La mayoría de los casos se trata de las clásicas interrupciones en clase en el desarrollo de la actividad académicas; otros, consisten en destrozos de material escolar o peleas entre alumnos, y los más graves ahondan en el acoso escolar y en supuestos en los que las relaciones con el profesorado incluyen insultos, amenazas y agresiones. En total, 9.085 alumnos de Castilla y León se vieron implicados el curso pasado en al menos una incidencia en sus centros por conductas que por la frecuencia con la que aparecen o por su gravedad destacaron contra lo establecido en las normas de convivencia. Los partes no quedaron en una nota de atención y en un total de 7.309 casos desembocaron en sanciones con la suspensión del derecho de asistencia a clase, en 3.191 supuestos fueron apartados de actividades extraescolares y en 135 se procuró el cambio del centro ante una situación complicada.

Son las grandes cifras del informe sobre la convivencia escolar en Castilla y Le√≥n en el pasado curso presentado ayer por la consejera de Educaci√≥n, Roc√≠o Lucas, quien remarc√≥ que los √≠ndices de conflictividad son ¬ębajos¬Ľ –el n√ļmero de alumnos con incidencias abiertas representan al 2,59 por ciento del total– y que los casos graves son ¬ępuntuales y localizadas¬Ľ. Ante estos resultados, la conclusi√≥n de la Junta es que el ambiente en las aulas goza de ¬ębuena salud¬Ľ y es, de hecho, una de las claves que marcan el ¬ę√©xito educativo¬Ľ de la Comunidad. ¬ęPara que un sistema d√© sus frutos es necesario un clima favorable¬Ľ, se√Īal√≥ la popular.

Las incidencias por mala conducta se reparten indistintamente por toda la geograf√≠a de Castilla y Le√≥n, tanto en p√ļblicos como en privados, donde el c√≥mputo total suma m√°s por ofertar todas las etapas educativas. De hecho, seis de cada diez centros educativos de Castilla y Le√≥n han registrado partes de estas caracter√≠sticas en su alumnado. El mal comportamiento en clase sigue siendo la causa m√°s frecuente, con seis de cada diez supuestos, seguida de los conflictos entre alumnos que tienen un ¬ęmarcado car√°cter masculino¬Ľ y en los que no entrar√≠an los casos de acoso en sus diferentes modalidades.

El curso pasado fueron 54 los supuestos de bullying confirmados. A ellos se sumaron otros 32 que fueron cometidos a trav√©s de internet pero que afectaban a la convivencia en las aulas y 354 expedientes en los que se alert√≥ de un posible casos de acoso en los centros de la Comunidad. En total, suman 446, un 18 por ciento menos que un a√Īo atr√°s. Un descenso que desde la Consejer√≠a atribuyen en parte por la ¬ęsensibilidad social¬Ľ pero tambi√©n por los instrumentos de los centros escolares para plantar cara a estos conflictos, se√Īal√≥ Lucas.

Acoso

Los datos absolutos de acoso supone un 4,9 por ciento respecto al volumen de alumnos implicados en incidencias y un 10,8 por ciento en comparación con los conflictos entre estudiantes que no subyacen a esta causa. Aun así, la cifra siguen dejando constancia de una realidad adherida a las aulas. Al igual que ocurre con las incidencias generales, son más frecuentes entre el alumnado masculino. Seis de cada diez son hombres. Sin embargo, en lo que respecta al ciberacoso, la proporción de género se iguala. Y en cuanto a la edad, la mitad de los casos se acotan a primero y segundo de la ESO, cuando los alumnos -salvo repetidores- tienen entre 12 y 14.

En lo que respecta a las relaciones con el profesorado, en un total de 4.120 ocasiones el maestro denunció ante el centro una incidencia de la que ellos eran víctima. En el pasado curso, éstas aumentaron un 21 por ciento. Un importante incremento, que, no obstante, frena la velocidad de ascenso que se arrastraba. En el anterior informe los supuestos se habían disparado en un 49 por ciento.

Si bien en lo que respecta a las incidencias √©stas no entienden de localizaci√≥n, el estudio llevado a cabo concluye que siete de cada diez casos vinculados con faltas de respecto, insultos o agresiones hacia los maestros se concentraron en un 6,83 por ciento de todos los colegios e institutos. ¬ęMal futuro auguro a una sociedad que no respeta al maestro¬Ľ, advirti√≥ Lucas antes de reconocer la labor del profesorado.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!