El doloroso sacrificio que Kiko Matamoros deberá cumplir por su salud

Desde su divorcio con Makoke el pasado mes de agosto, la vida de Kiko Matamoros ha ido de mal en peor, pues la nueva vida de soltero del colaborador le está pasando factura. Primero el colaborador preocupó a sus compañeros de plató al empezar una vida al límite saliendo por la noche día sí y día también hasta altas horas de la mañana. «Para mí Kiko me da miedo, está peligrosamente mal», «Se le ve muy desfasado», «La gente que le quiere está muy preocupada», o «Está hecho una mierda, lleva una semana sin dormir», fueron algunos de los comentarios que realizaron entonces sus compañeros en «Sálvame».

Ceguera

A los pocos meses, Matamoros fue protagonista de la revista «Lecturas» cuando esta sacó a la luz que el colaborador se estaba quedando ciego. «Ya ha perdido la visión total de su ojo derecho a causa de un glaucoma que le fue detectado hace una década», desveló la publicación. Se trata de una enfermedad que afecta al nervio óptico y que no existe la posibilidad de solucionarlo con una intervención para evitar la pérdida de visión que provoca.

Tumores

Y esta misma semana, el televisivo concedió una entrevista con la misma revista en la que confesaba que le habían detectado varios tumores en la vejiga. «Tengo varios tumores y me van a operar de urgencia», reza el titular de la publicación que protagoniza Matamoros esta semana junto a su novia, Marta López. «Un día, hace un mes, me desperté de madrugada en medio de un charco de sangre y me levanté con ganas de orinar y, horrible, todo sangre, con coágulos… Aguanté el chaparrón como pude», continúa diciendo el colaborador de televisión. Acudió de urgencia al hospital y le dijeron que tenía una hemorragia.

Sacrificio

Tal y como se desveló ayer en «Sálvame», el colaborador tendrá que respetar una condición indispensable que le han puesto los médicos: « Estoy fumando mis últimos paquetes de tabaco. Tengo que dejarlo sí o sí, me han dicho que es perjudicial para la vejiga», un hábito que deberá abandonar para siempre. «Kiko debe mentalizarse para dejar el tabaco para siempre. «Yo creo que es para lo que menos estoy preparado», y añadió: «Dijo Mastroianni que si soltara de golpe todo el humo se que se había fumado se nublaría Roma. Yo nublaría Madrid».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!