El dilema de Bale, el jugador necesario

Se le nota. Se siente suelto en su f√ļtbol, sin tener la obligaci√≥n constante de dar pases a Cristiano Ronaldo. Juega a gusto, libre para disparar a porter√≠a o centrar, para arrancar con su amplia zancada por una banda o para hacer paredes con Marcelo, Modric y Carvajal. Se llama Gareth Bale y hoy es titular indiscutible del Real Madrid tras una temporada en la Zidane le dej√≥ en la suplencia en beneficio de Isco, quien ser√° baja durante un mes despu√©s de ser operado ayer de un proceso de apendicitis.

Lopetegui le expuso esta m√°xima: ¬ęNo debes sustituir a Cristiano, eres grande y debes ser Gareth Bale¬Ľ

Lopetegui habl√≥ con el gal√©s en el mes de julio y le convenci√≥ de su liderazgo: ¬ęNo debes sustituir a Cristiano, eres un grande y debes ser Bale¬Ľ. Esas palabras cambiaron el sentimiento del brit√°nico. Deb√≠a ser la estrella.

Su rendimiento ha sido √≥ptimo en los dos primeros meses de competici√≥n: seis partidos, cuatro goles y tres asistencias. Es el extremo que rompe a los rivales por velocidad y profundidad, en el intento del entrenador de cubrir la ausencia del portugu√©s con un estilete que abra las defensas enemigas. As√≠ lo hace. En seis encuentros ha sido decisivo en siete tantos del equipo. Pero el portador del n√ļmero que Gento hizo legendario ¬ęno puede estar sesenta partidos¬Ľ en el once.

El guipuzcoano quiere graduarle, pues sus galopadas suponen un esfuerzo sobrehumano. Frente a la Roma anot√≥ un golazo en una incursi√≥n imparable. Acab√≥ agotado. Sus compa√Īeros explotaron esa veta con pases al hueco. El responsable de la plantilla le concedi√≥ descanso frente al Espa√Īol. Ni un minuto disput√≥. Y el Real Madrid acus√≥ su ausencia, sentado en el banquillo, viendo c√≥mo Lucas y Mariano eran los relevos en el ataque. Los blancos solo entraron por la banda de Odriozola. Nadie penetr√≥ por la izquierda. Con el gal√©s habr√≠an encontrado otra agresividad ofensiva. ¬ęPero no puede jugar todos los minutos, es imposible¬Ľ, analiza un hombre del equipo. Ese es el dilema.

Rotación contra unas lesiones ya olvidadas

Lopetegui le reserv√≥ y constat√≥ que es necesario como estilete para el estilo de juego del Real Madrid. Se hace casi imprescindible. El entrenador ve el bosque, no el √°rbol. ¬ęEl m√≠ster no le sac√≥ el s√°bado porque ahora nos enfrentamos en diez d√≠as al Sevilla, el Atl√©tico, el CSKA de Mosc√ļ y el Alav√©s¬Ľ, se√Īala un ayudante. Ejecuta el reparto de esfuerzos con Bale para que no sufra una lesi√≥n, un viejo problema que ya ha olvidado.

Su √ļltima reca√≠da muscular la vivi√≥ en noviembre de 2017, en la Copa, frente al Fuenlabrada. Han pasado diez meses. El delantero ha sabido manejar desde entonces la situaci√≥n. Hizo tambi√©n un trabajo psicol√≥gico para quitarse ese estigma de la cabeza. Ha conseguido eludir la preocupaci√≥n que afectaba a su rendimiento. ¬ęHoy es feliz en el c√©sped, juega sin temor y se nota¬Ľ, se√Īala un profesional del club.

Suplente frente al PSG, frente a la Juventus y en la final de Kiev, que sentenci√≥ con dos goles al Liverpool, las alineaciones de Lopetegui se definen por la titularidad indiscutible del brit√°nico. Aplique un sistema 4-3-3 o un 4-4-2, Bale es un fijo en el once. Han sido Isco y Asensio quienes lucharon hasta ahora por entrar en la alineaci√≥n. La apendicitis sufrida ayer por el malacitano, que ser√° baja durante un mes, ha roto esa dualidad por un puesto. El malague√Īo no estar√° hoy en el S√°nchez Pizju√°n. Tampoco Carvajal, que no mejor√≥ de su sobrecarga y puede perderse tambi√©n el derbi ante el Atl√©tico. Odriozola tiene hoy un duro examen en Sevilla. Y el Real Madrid en general. Es una de las salidas marcadas con una cruz. Lopetegui recupera a Bale, Marcelo y Kroos, reservados para la batalla del Nervi√≥n.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!