El día que Maradona intercambió su camiseta con Freddie Mercury

Hace ya 27 que el mundo perdió a una de sus mejores voces. Sin embargo, en estos días sus canciones están más presentes que nunca, y buena culpa de ello la tiene una película. «Bohemian Rhapsody» narra la trayectoria de Queen, uno de los grupos más laureados de la historia, con todas sus verdades y mentiras. No obstante, hay un capítulo que no aparece en la película y que tan solo unos pocos enamorados del fútbol recordarán.

Era un 8 de marzo de 1981 y canciones como «We will rock you», «Don´t stop me now» o «Another one bites the dust» copaban los vinilos y las radios de todo el planeta. No tanto en Argentina, que por entonces estaba sumida en una dictadura militar autodenominada «Proceso de Reorganización Nacional».

La llegada de la banda más prestigiosa del momento era uno de los eventos más importantes de la época, nadie quería desaprovechar la oportunidad de ver al grupo inglés en Vélez en el último concierto de la gira por Argentina. El que pasaría a ser uno de los mejores futbolistas de la historia tampoco quería perdérselo.

Un tal Diego Armando Maradona de 21 años ya se estaba haciendo un hueco en el fútbol, pues ya contaba en su palmarés con el Mundial juvenil de Japón de 1979 y su nombre empezaba a sonar con fuerza en Boca Juniors, club al que acababa de llegar. Y como buen amante del rock, quería conocer a sus ídolos.

Y al igual que «El Pelusa» era ferviente seguidor de la música de Queen, la banda británica denostaba igual pasión por el fútbol. No pudieron evitar ambas eminencias verse entre bastidores. Allí intercambiaron sus camisetas, algo que seguramente no sucedería si se hubiesen visto un año más tarde, ya que, en 1982 estallaría la Guerra de las Malvinas entre Argentina y Reino Unido.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!